El Museo del Ejército de Toledo saca del olvido a los 'últimos de Filipinas' en su nueva exposición temporal

El Museo del Ejército de Toledo saca del olvido a los 'últimos de Filipinas' en
AYUNTAMIENTO DE TOLEDO
Publicado 03/04/2019 14:54:21CET

TOLEDO, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Museo del Ejército de Toledo descubrirá el lado más humano de 'los últimos de Filipinas' en una exposición temporal, que podrá verse hasta el próximo 30 de junio, realizada con motivo del 120 aniversario del final del asedio sufrido en la iglesia de Baler, Isla de Luzón (Filipinas), por parte de un destacamento de medio centenar de españoles cuya resistencia les valió el reconocimiento de sus enemigos.

Así lo ha explicado el comisario de la muestra, Enrique Rontomé, en un encuentro con periodistas previo al acto de inauguración de 'Los héroes de Baler: la historia de los últimos de Filipinas' en el que han intervenido el jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra, el general Francisco Javier Varela; el director del Museo del Ejército, el general Antonio Rajo; y el propio Rontomé, que también es conservador del museo toledano.

El cerco de los tagalos filipinos durante 337 días a este destacamento de 50 españoles del Batallón de Cazadores Expedicionario número 2, de los cuales sobrevivieron 33, puso el punto y final a tres siglos de presencia española en el archipiélago filipino y a 400 años de dominio del continente americano.

Lo que se pretende, según Enrique Rontomé, es contar este episodio con rigor histórico "sin renunciar a la carga emotiva" a través de 160 piezas originales procedentes de los fondos que custodia el Museo del Ejército en sus áreas de reserva, de otros museos y de las colecciones de los descendientes de los supervivientes del destacamento que "conservan con mimo y respeto estas pertenencias históricas, testigos materiales del asedio".

Del soldado Loreto Gallego se podrá ver un uniforme de rayadillo, el atuendo español de Ultramar empleado en Cuba y Filipinas entre 1868 y 1898. También, se podrán apreciar uniformes de gala, objetos del Archivo Franciscano, pues dos frailes franciscanos vivieron el cerco, y varios enseres del archivo familiar de Saturnino Martín Cerezo, el único oficial superviviente junto con el médico.

Además de ofrecer una visión militar, sanitaria y humana de este episodio de la historia española, también se exhibirán, tal y como ha desvelado Rontomé, productos típicos del país insular como el mantón de Manila o las tallas de marfil hispanofilino que, por otra parte, protagonizaron la Exposición General de Filipinas de 1887, celebrada en el madrileño Parque del Retiro.

Tal fue la valentía de los españoles que resistieron durante casi un año en la aldea de Baler que el presidente de la República de Filipinas, Emilio Aguinaldo, emitió en 1899 el decreto de Tarlac, por el cual se reconocía a los miembros del destacamento como amigos y no como prisioneros, al tiempo que se establecía el 30 de junio como Día de la Amistad Hispano-Filipina. Precisamente, la muestra cuenta con una copia de ese decreto.

El último espacio de la exposición se dedica al filme 'Los últimos de Filipinas'. Estrenada en el 1945, la película supuso un cambio en la denominación de los españoles a este destacamento, pues desde finales del siglo XIX cualquier español medio les conocía como "los héroes de Baler", de ahí el título de la muestra. Asimismo, se ofrece una proyección audiovisual donde se identifican a cada uno de los miembros del destacamento que además procedían de todas las regiones de España.

PRIMERA MUESTRA MONOGRÁFICA SOBRE ESTE HECHO HISTÓRICO

'Los héroes de Baler: la historia de los últimos de Filipinas' es la primera muestra monográfica que se realiza sobre este hecho histórico aunque el Museo Nacional de Antropología ya acogió una pequeña exposición fotográfica dedicada a este destacamento.

El jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra ha destacado que el honor, el espíritu de sacrificio, el compañerismo y la disciplina son los atributos que, a su parecer, encarnan los protagonistas del asedio, los cuales "mostraron al resto del mundo que la lealtad, la valentía y la libre convicción pueden lograr que se superen las circunstancias más adversas".

Al hilo de esta idea, ha defendido que los españoles, en especial los soldados, deben enseñar estas "gestas" a sus sucesores. "No hay mejor enseñanza que el ejemplo de la historia", ha declarado Varela, antes de añadir que el mantenimiento de los valores es la condición necesaria para que las naciones pervivan.

Por otra parte, el general ha avanzado que 'Los héroes de Baler: los últimos de Filipinas' se trasladará a Pamplona, Barcelona, Palma, Badajoz y Cáceres, al tiempo que ha recordado que, con motivo de los 120 años del asedio, se han preparado 52 actividades durante 2019 entre conferencias, exposiciones, representaciones teatrales y recreaciones históricas. El acto central será el 30 de junio en Madrid con la inauguración de una estatua conmemorativa del teniente Martín Cerezo.

Por su parte, el director del Museo del Ejército ha apuntado que el objetivo de esta exposición temporal es trasladar la realidad de lo sucedido en el asedio de Baler "con ánimo educador y en un ambiente museográfico que traslade los valores y el ambiente". Antonio Rajo ha alabado la "decidida resistencia" que demostró el destacamento español durante los 337 días de aislamiento.

Contador

Para leer más