Page se pregunta "qué se puede celebrar" en el aniversario del 1-O más allá del "egoísmo" del independentismo catalán

El presidente de C-LM, Emiliano García-Page
JCCM
Publicado 01/10/2018 15:12:42CET

CIUDAD REAL, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha preguntado este lunes "qué se puede celebrar", más allá del "egoísmo" que hay tras el independentismo catalán en el día en que se cumple el primer aniversario del referéndum ilegal para la independencia, celebrado en Cataluña el pasado 1 de octubre de 2017.

Durante la Jornada de envejecimiento activo y el encuentro de voluntarios de la Federación Territorial de la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados (UDP) que se ha celebrado este lunes en el Auditorio Municipal de Puertollano (Ciudad Real) y en referencia a los actos convocados por los Comités de Defensa de la República (CDR) para la conmemoración de este fecha, García-Page ha advertido de que el egoísmo "es uno de los peores efectos que ha traído la crisis y rompe los pueblos y las familias", según ha informado la Junta en nota de prensa.

Por ello, ha tenido palabras de recuerdo y agradecimiento a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, "que se fueron a Cataluña a defender los derechos de todos y la Constitución, cumpliendo con su trabajo". Asimismo, ha señalado que "la gran batalla" que ganaron todos los españoles "fue la de ir juntos y tomar la decisión de querer estar en Europa, teniendo igualdad ante los derechos".

Además, el presidente regional ha valorado que España "es la suma de todos" y ha reiterado que Castilla-La Mancha quiere "autonomía no para ser más, pero tampoco menos". Así, ha lanzado un mensaje a quienes defienden la independencia catalana, advirtiendo de que la Comunidad Autónoma no permanecerá "con los brazos cruzados" ante el desafío soberanista. "Todos somos España y todos somos Estado", ha añadido.

LA PENSIÓN "ES UN DERECHO, NO ES CARIDAD"

En contra del "egoísmo" que, ha afirmado, subyace en este proceso separatista, García-Page ha reconocido la labor de los pensionistas, que trabajan "para contribuir al bien común" y que luchan no sólo para ellos "sino para sus hijos y sus nietos" en un verdadero "acto de generosidad" para que se mantengan unas pensiones que son "un derecho, no caridad".

En palabras del presidente autonómico, la pensión "es una necesidad social con mucha importancia económica", pues sin pensiones estables "se deja de consumir". En este sentido, ha recordado que estos ingresos "han sido el colchón para muchas familias durante la crisis" y mantener el sistema de pensiones "no puede hundir la economía". Si bien es "difícil" de mantener, ha añadido, "más lo fue ponerlas", pero se consiguió universalizar en su momento "y eso es algo que no se puede perder".