Publicado 07/07/2016 18:22CET

Sanidad confirma que el agua de la fuente del polideportivo de Pozuelo no fue el origen del brote de gastroenteritis

CIUDAD REAL, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Pozuelo de Calatrava (Ciudad Real), Julián Triguero, ha asegurado este jueves que el agua de la fuente situada frente al Polideportivo Municipal 'El Campillo' cumple "todos los parámetros de salubridad" que marcan la ley, descartándose, por tanto, que allí haya estado el origen del brote de gastroenteritis que ha llevado a ingresar a siete jóvenes de entorno a los 15 años en el Hospital General de Ciudad Real.

Triguero ha señalado, en declaraciones a Europa Press, que este hecho ha sido ratificado por los análisis que ha realizado la Dirección General de Salud Pública del Gobierno regional sobre este agua y cuyos resultados le han sido comunicados pasadas las 14.00 horas.

La fuente ha estado clausurada por el tiempo que se ha tardado en sacar las muestras y completar los análisis.
Triguero ha indicado que, tras estos resultados, hay posibilidades de que alguno de los jóvenes pudiera estar infectado del virus y se lo haya podido transmitir al resto.

Según han confirmado fuentes del Sescam, de los siete ingresados en observación en el Hospital de Ciudad Real, uno de ellos ha sido dado de alta a lo largo de la mañana y del resto se está pendiente de su evolución, aunque se considera que su situación no es de gravedad. Los jóvenes presentaban un cuadro médico con vómitos y diarreas, de lo que han sido tratados.

El alcalde ha relatado que los jóvenes ingresados son miembros de un equipo de balonmano playa del Colegio Marianistas de Ciudad Real capital, que han acudido este martes y miércoles a entrenar a las instalaciones deportivas de Pozuelo de Calatrava.