Actualizado 27/09/2009 20:51 CET

La Sección de Neumología del Hospital de Guadalajara coordina un estudio internacional contra la EPOC

GUADALAJARA, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Sección de Neumología del Hospital Universitario de Guadalajara, dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha, ha participado decisivamente en la elaboración de unos estudios cuyos resultados han sido recientemente publicados, de forma conjunta, en la prestigiosa revista científica The Lancet, sobre un nuevo tratamiento contra la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

Estos artículos recogen la información obtenida en cuatro estudios realizados a nivel mundial, uno de los cuales ha sido coordinado por su jefe de sección, el doctor José Luis Izquierdo, informó la Junta en un comunicado.

Los resultados obtenidos con inhibidor selectivo de la fosfodiesterasa 4 abren la puerta a una nueva línea de tratamiento para la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) que es, en la actualidad, la quinta causa de muerte en España y la cuarta en países de nuestro entorno.

Los datos más novedosos del estudio coordinado por el neumólogo alcarreño se presentaron la semana pasada en el Congreso Europeo de Respiratorio, celebrado en Viena.

Estos datos parten de una línea de trabajo iniciada hace una década y darán pié a que, en aproximadamente dos años, aquellas personas que padezcan EPOC dispongan en el mercado de un nuevo fármaco que mejorará los beneficios que se obtienen con los tratamientos utilizados en la actualidad.

Se trata, en concreto, de un nuevo tipo de medicación que, básicamente, desinflama los bronquios de una manera diferente a los tratamientos actuales, cubriendo aspectos para los que éstos tienen una eficacia más limitada.

La EPOC es una enfermedad tratable que se caracteriza por la presencia de obstrucción crónica y poco reversible al flujo aéreo asociada a una reacción inflamatoria anómala, principalmente al humo del tabaco. Se calcula que la prevalencia de esta enfermedad en nuestro país es del 10 por ciento en sujetos de entre 40 y 80 años.

Además, esta dolencia genera un gran deterioro en la calidad de vida de los pacientes, un elevado número de ingresos hospitalarios y un gran gasto sanitario, por lo que el impacto social de este tipo de fármacos es muy importante, ya que beneficia a un gran número de pacientes y ayuda a controlar los costes relacionados con la enfermedad, especialmente reduciendo agudizaciones y hospitalizaciones.

Lo más leído

  1. 1

    El Gobierno francés confirma que el profesor decapitado el viernes fue objeto de una fatua

  2. 2

    Muere un bombero forestal durante los trabajos de extinción de un incendio en Vila-real (Castellón)

  3. 3

    Dudas sobre el agujero negro más cercano a la Tierra

  4. 4

    Más de la mitad de españoles cree que ETA sigue activa y el 60% de jóvenes no sabe quién fue Miguel Ángel Blanco

  5. 5

    Irlanda cierra gran parte de las actividades no esenciales durante seis semanas por el coronavirus