Actualizado 29/06/2009 15:51 CET

UPA acusa a las grandes superficies de vender aceite de oliva como reclamo, por debajo de los costes de producción

TALAVERA (TOLEDO), 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

La secretaria provincial de UPA, Elisa Fernández, acusó hoy a las grandes superficies comerciales de utilizar como reclamo la venta de aceite de oliva por debajo de los costes de producción, algo que a juicio de la organización agraria podría provocar el cierre de muchas explotaciones.

En rueda de prensa, Fernández explicó que un litro de aceite cuesta producirlo 2 euros con 40 céntimos, y que con los gastos de embotellado podría venderse en los establecimientos a un precio de 2,44".

Pero superficie comerciales como "DIA, Lidl y Carrefour, lo venden a 1,80, con ofertas de dos litros a 1,47 el litro", alertó la secretaria provincial de UPA.

"Esta situación pueden asumirla las grandes superficies debido a que no les importa el dinero en este caso, ya que tienen otro margen de ganancia en otra serie de productos en los que obtienen el 800 por 100 de beneficios, como puede ser en las hortalizas", apostilló.

Además Elisa Fernández, agregó que de seguir así el precio, "conllevará el cierre de muchas explotaciones vinculadas al sector de olivar al tener considerables pérdidas económicas en negocios que son familiares sin que estos se puedan mantener".

De la misma manera, reseñó que en enero, el precio del litro de aceite costaba 2,65 euros situándose en este momento en 1,80, "algo que no se entiende".

Según indicó la secretaria provincial de UPA en Castilla-La Mancha existen 300.000 hectáreas de olivar, de las que 166.600 están en la provincia de Toledo, y 28.000 en la comarca de Talavera. De estas explotaciones dependen un total de 5.500 familias "que se ven afectadas en esta parte de la provincia de Toledo".

Además, añadió Fernández la campaña de recogida de aceituna ha sido menor que el pasado año con un descenso de las exportaciones e importaciones, "por ello el precio debería ser mucho mas razonable".

Por ello, anunció que el próximo miércoles 1 de julio, a la entrada del tradicional mercadillo se ofrecerá información para que los usuarios conozcan que es lo que está pasando, y recogerán firmas para evitar esta situación "porque lo que pedimos son precios justos".

Por su parte, el presidente de la Cooperativa San Sebastián de Belvís de la Jara, Pablo Díaz, indicó que con los precios que marcan las grandes superficies "no se puede trabajar el olivar, a tenor de la subida de los fitosanitarios un 35 por ciento y de los abonos".

Díaz advirtió a las amas de casa que "no saben lo que están comprando con esta serie de ofertas, ya que no es aceite de oliva virgen sino refinado".