Actualizado 07/07/2015 20:20 CET

Viticultores de C-LM se manifiestan en Toledo contra las medidas incluidas en el acuerdo por los excedentes del vino

Manifestación UPA Toledo
EUROPA PRESS

TOLEDO, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los viticultores de Castilla-La Mancha convocados por Unión de Pequeños Agricultores (UPA) y acompañados por una representación de compañeros de Extremadura, se han manifestado este martes en Toledo para expresar su rechazo a las medidas incluidas en el acuerdo alcanzado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente para la puesta en marcha de una norma de comercialización que alivie la situación de excedentes de vino de esta campaña, entre ellas la destilación obligatoria, y "pedirle responsabilidades" por las "consecuencias económicas" que va a suponer.

En declaraciones a los medios al inicio de la concentración --que ha reunido a más de un millar de viticultores según UPA, y unos 300 según la Delegación del Gobierno--, el secretario general de UPA, Julián Morcillo, se ha quejado de la posición de otras organizaciones al no apoyarles y estar de acuerdo con la medida que ha propuesto el Gobierno de "regalar" el vino.

"La medida que lanzaba el Gobierno el día 9 y que ya es efectiva, que obliga a regalar el vino, ha provocado una esquizofrenia, pues el precio del vino hoy en día está en los 80 céntimos de euros el hectógrado cuando los costes de producción están alrededor de 2,40 euros e incluso los agricultores tendrán que pagar por venderlo", ha indicado.

Por otra parte, se ha referido al hecho de que la consejera de Agricultura de Castilla-La Mancha, María Luisa Soriano, señalase este lunes que el Ministerio accederá a no aplicar la destilación obligatoria de vino si en el mes de septiembre se comprueba que no hay problemas de mercado, una decisión que ha calificado de "acertada y oportuna".

"Lo de anoche fue una foto, donde el Ministerio no ha dicho nada y tampoco ha planteado retirar la medida, es más, ha dicho que esperará a septiembre a tener las declaraciones para ver que hace" por lo que, a juicio de Morcillo, "mucho nos tememos que lo que quiere hacer es un cortafuegos a costa de la ruina de miles de familias", y ha lamentado la posición que ha tomado en todo este asunto la Consejería de Agricultura, pues "debería de haber estado con el sector de agricultores y no al lado del Ministerio".

En este punto, ha incidido en que la medida que había aprobado el Gobierno regional sobre la destilación de crisis era "legal" pues se trata de una destilación para alcohol que "sí contempla las ayudas públicas hasta 53 millones de euros" y así compensar la renta de los viticultores y no dejarlos en la más tremenda ruina", recordando que en la destilación obligatoria acordada ahora "el transporte del vino no es rentable y transformarlo cuesta dinero", por lo que UPA ha pedido que la Administración "asuma una parte de ese coste".

Finalmente, ha recordado que el viñedo en la región da trabajo a 100.000 viticultores, hay 70.000 familias que viven "directa o indirectamente" del sector y 38.000 puestos de trabajo fijos en el entorno del sector y nueve millones de jornales al año, por lo que UPA entiende que "no se ha tenido la sensibilidad suficiente" y que el Ministerio ha hecho una "chapuza".

"MEDIDAS DE VERDAD"

Por su parte, el secretario de UPA a nivel nacional, Lorenzo Ramos, también presente en la manifestación, ha declarado que la movilización se ha realizado en Toledo puesto que es donde "realmente está el problema, es decir, donde está la mayoría del vino y el stockaje".

"Estamos apoyando desde el ámbito nacional a esta movilización aquí porque consideramos que si el Gobierno de Castilla-La Mancha se hubiera volcado, seguramente el Gobierno nacional no hubiera tirado para adelante con esta medida", ha indicado.

En cuanto a la reunión de este lunes con los responsables del Ministerio, Lorenzo ha indicado que ya se verá "si son ciertas las declaraciones que ha hecho la consejera". "Yo me temo que fue para sacarse una foto y así contrarrestar esta manifestación" y la realizada la pasada semana en Extremadura, ha apuntado, convencido de que lo que debe hacer el Ministerio es "ponerse a trabajar en este sector para poner en marcha medidas de verdad".

Los manifestantes, que han portado una pancarta en la que se leía 'En defensa del sector del vino en Castilla-La Mancha' se han concentrado a las 11.00 horas en la rotonda del Paseo de Recaredo y han ido caminando hasta la Consejería de Agricultura, donde los portavoces, Morcillo y Ramos, junto a la secretaria provincial de UPA Toledo, Elisa Fernández, han reclamado sus derechos ante todos los asistentes.

Para leer más