ANIS y ASPE organizan en Salamanca un curso de soporte vital básico y desfibrilador externo

Actualizado 07/05/2019 17:34:51 CET

SALAMANCA, 7 (EUROPA PRESS)

El Instituto de Estudios de Ciencias de la Salud de Castilla y León (IECSCyL) imparte estos días 7 y 8 de mayo en Salamanca un curso gratuito de soporte vital básico (SVB) y desfibrilador externo (DEA) en el que participan 15 personas organizado por la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) y la Asociación Salmantina de Periodistas (ASPE).

En concreto, el curso, en el que participan 15 personas, está fundamentalmente dirigido, además de a miembros de estas dos últimas organizaciones, a los del Colegio Oficial de Periodistas de Castilla y León.

Esta acción formativa, que se desarrolla en horario de tarde (16.00 a 20.00 horas) tiene como escenario el Hospital Clínico Universitario de Salamanca, han informado a Europa Press fuentes sanitarias.

El curso se compone de un programa con tres módulos, el primero de ellos dedicado al soporte vital básico, con tres horas de duración (30 de teoría y 2,5 horas de prácticas), que incluye lo relacionado con la cadena de supervivencia, el reconocimiento de un ataque y un paro cardiaco, la importancia de la desfibrilación precaoz y la resucitación cardiopulmonar básica.

Un segundo módulo, en torno al desfibrilador externo (30 minutos de teoría y tres de prácticas), en el que se da una descripción del desfibrilador semiautomático (DESA), protocolos de utilización, mantenimiento y recogida de datos y seguridad del paciente y del operador.

Finalmente, se lleva a cabo una evaluación que incluye un examen y, junto con la evaluación práctica del instructor, supondrá la nota final. A los alumnos que superen la formación se les otorgará un diploma.

La desfibrilación semiautomática se considera como el mayor avance conseguido dentro de las técnicas de soporte vital. Expertos del Consejo Europeo de Resucitación calculan que cada año cerca de un millón de europeos sufre un episodio de muerte súbita y un 82 por ciento de los casos se produce fuera de los hospitales, debido a enfermedades cardiacas, principalmente al síndrome coronario agudo.

El 60 por ciento de las personas que mueren de enfermedades coronarias lo hace de forma repentina y, en la mayoría de estos episodios de muerte súbita de origen cardiaco se produce por arritmias ventriculares (fibrilación ventricular y taquicardia ventricular) cuyo único tratamiento es la administración al paciente de una descarga de desfibrilación.

Sin embargo, la probabilidad de que una descarga de desfibrilación consiga interrumpir la arritmia y recuperar al paciente es menor cuanto más tiempo transcurre desde que el paciente sufre la arritmia hasta que recibe la descarga. Se calcula que por cada minuto de retraso se reducen un 10 por ciento las posibilidades de sobrevivir. Sin embargo, cuando la descarga se aplica durante los tres primeros minutos de paro cardiaco el porcentaje de pacientes que recupera el pulso puede ser de hasta el 75 por ciento, de ahí la consideración de gran avance de esta técnica

Contador