Publicado 23/09/2020 13:01CET

El Arzobispado de Valladolid celebra el Día Mundial del Migrante y del Refugiado con una eucaristía y un cine fórum

El Arzobispado de Valladolid presenta las actividades con motivo de la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado.
El Arzobispado de Valladolid presenta las actividades con motivo de la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado. - EUROPA PRESS

VALLADOLID, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Arzobispado de Valladolid celebrará la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, que se celebra este domingo, 27 de septiembre, con una eucaristía y un cine fórum en el que se proyectará la película 'Adú'.

Así lo ha indicado el delegado diocesano de migraciones, Patricio Fernández, que ha presentado la programación acompañado de la representante de Red Íncola Silvia Arribas y del responsable de la Fundación la Merced Migraciones, Fernando del Pozo.

Con el fin de realizar una labor de concienciación y sensibilización, este viernes, 25 de septiembre, se proyectará la película 'Adú', a las 19.00 horas en el Centro de Espiritualidad de Valladolid (calle Santuario, 26).

Acto seguido, el sábado, 26 de septiembre, tendrá lugar una eucaristía presidida por el obispo auxiliar, Luis Argüello, a las 19.30 horas, en la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe (calle Villacarralón, 15).

Ambas actividades se celebrarán bajo el lema de la jornada de este año, 'Como Jesucristo, obligados a huir', y que pondrá especial énfasis, por designio del Papa Francisco, en los desplazamientos internos, por tratarse, según ha explicado Patricio Fernández, de un "drama a menudo invisible y que se ha visto agravado por la pandemia".

De igual modo, el delegado diocesano de migraciones ha invitado a los fieles a ser sujeto de los verbos "acoger, cuidar, promover e integrar" a las personas migrantes y refugiadas, que en la provincia vallisoletana suponen un 4,5 por ciento de la población, mientras que en la capital suman un 5,5 por ciento.

En su mayoría, ha añadido Silvia Arribas, se trata de poblaciones de origen marroquí, búlgaro o rumana, además de una presencia cada vez mayor de venezolanos y colombianos.

"Su proyecto de vida se ha visto roto, por lo que debemos potenciar sus fortalezas para combatir un racismo y una xenofobia crecientes y que preocupan a estas entidades", ha apuntado Arribas.

En este sentido, Patricio Fernández ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que no participe de la economía sumergida en la que se ven envueltos, en muchas ocasiones, los inmigrantes. "Vienen a trabajar y se debe regularizar su situación", ha aseverado.