Actualizado 16/03/2022 19:18

Carnero propone medidas para garantizar suministro de materias primas y recuperar la capacidad productiva

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural en funciones, Jesús Julio Carnero.
El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural en funciones, Jesús Julio Carnero. - JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN

VALLADOLID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, en funciones, Jesús Julio Carnero, ha participado este miércoles en la Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural convocada por el ministro de Agricultura, Luis Planas, para analizar la situación del mercado de materias primas a raíz de la invasión de Ucrania y ha planteado medidas para garantizar el suministro y para recuperar la capacidad productiva del campo español.

El objetivo de esta Conferencia es analizar de forma monográfica la situación del mercado de materias primas e inputs agrarios a raíz de la invasión de Ucrania, un país con el que España mantenía muchas transacciones de materias primas de las que tiene un "importante déficit" como cereales, especialmente maíz, y productos oleaginosos para alimentación de la ganadería.

Esta Conferencia Sectorial se ha centrado en el análisis de la situación tanto a corto plazo como la proyección futura en los próximos años ya que la situación en el sector agrario como abastecedor de materias primas para la producción de alimentos se ve directamente afectada.

El consejero ha advertido, según el comunicado, de que la situación en Ucrania, importante suministrador de productos de cereal y oleaginosos para la Unión Europea, implica ahora "un aumento continuo e insoportable de los costes de los insumos, que ya estaba padeciendo la agricultura española y europea", por lo que ha señalado que el sector se enfrenta a "una tormenta sin precedentes que azota la sostenibilidad alimentaria" y que complica la "ya delicada situación por la que atraviesa el sector primario que ya venía enfrentándose a un importante incremento de sus costes de producción sin respuesta en los precios que perciben los agricultores".

Ahora se puede complicar más con "una escalada en el valor de los piensos, acompañada de una inusual tendencia alcista en la energía eléctrica y los combustibles".

Por todo ello, Carnero ha señalado algunas medidas a corto plazo --muchas de ellas "compartidas" por otras CCAA y el Ministerio.. "de alcance inmediato" con el objetivo de asegurar el abastecimiento estructural de importación de materias primas básicas para la ganadería; frenar la escalada de precios de la electricidad y los combustibles y contribuir a reducir el déficit productivo.

En cuanto al abastecimiento, Carnero ha puesto la atención en subproductos oleaginosos para piensos, ya que España no tiene capacidad productiva para compensar el déficit estructural, "por lo tanto a muy corto plazo, ya en esta campaña, es necesario asegurar el abastecimiento exterior, principalmente de maíz".

El consejero ha propuesto como primera medida, solicitar inmediatamente a la Comisión Europea facilitar la importación de este producto en la UE revisando los derechos de importación, para abastecimiento procedente principalmente de EE.UU, Argentina y Brasil.

El consejero también ha solicitado una segunda medida para facilitar la importación de maíz. "La Comisión debería flexibilizar los límites máximos de materias activas en los contingentes que accedan a los mercados europeos procedentes de países terceros, siempre y cuando no supongan riesgo en su utilización", ha apuntado.

REVISAR LA FISCALIDAD DE LA ENERGÍA ELÉCTRICA

Ante la escalada de precios de energía y combustible el consejero ha propuesto como medida la revisión profunda de la fiscalidad en la energía eléctrica y en los combustibles. "Lo ideal sería asegurar que no se sobrepase un precio pagado por el usuario final, en nuestro caso el agricultor o el ganadero, pero realmente el problema se extiende a toda la sociedad, incluso a los consumidores finales", ha explicado.

La limitación del precio final y una fiscalidad reducida, contribuiría, a su juicio, a solucionar el problema, por lo que insta a tratarlo "indudablemente" en la UE y afectaría a las leyes tributarias estatales del IVA y de los impuestos especiales de electricidad e hidrocarburos.

Para ser menos dependientes, ha apuntado Carnero, se puede flexibilizar la actual PAC, con medidas excepcionales de carácter urgente para "reactivar el sistema productivo". El consejero ha reconocido que "no es el mejor año puesto que una parte importante de España está afectada por una considerable sequía, que limita sus producciones", pero aun así considera que se debe actuar pensando en las posibilidades de las siembras primaverales y "en la utilización del agua donde se pueda".

Estas medidas, ha apuntado, tienen que ser autorizadas por la Comisión Europea.

En primer lugar se ha referido a la condicionalidad, para eliminar el requisito de respetar el 5 por ciento de superficies de interés ecológico (retiradas de la producción), en el caso de explotaciones de 15 o más hectáreas de superficie arable.

También plantea eliminar el requisito de no utilizar fitosanitarios en las superficies de interés ecológico cultivadas con cultivos proteicos y autorizar el aprovechamiento mediante pastoreo de las tierras de barbecho.

Con respecto al 'pago verde' o 'greening', reclama flexibilizar la limitación del porcentaje máximo del cultivo mayoritario, o de los dos cultivos mayoritarios, en todos los estratos para percibir el pago verde, permitiendo aumentar la superficie de un mismo cultivo.

En cuanto a cultivos oleaginosos, plantea eliminar la limitación de la percepción de esta ayuda a 50 hectáreas por explotación, porque así se aumentaría la superficie de oleaginosas.

Respecto a las ayudas agroambientales de las Comunidades Autónomas, plantea revisar los requisitos, para flexibilizarlos también en esta campaña.

En definitiva, ha aseverado que la recuperación de la capacidad productiva es "una necesidad para la soberanía alimentaria" ante el riesgo de desabastecimiento de materias primas. Por eso subraya que la UE y España deben dirigir sus políticas agrarias a conseguir una garantía de sus necesidades básicas agrarias, la soberanía alimentaria, reduciendo al máximo su dependencia externa y orientando su futuro al mercado interno y la exportación.

Pero, ha advertido, "actualmente la dirección va en contra de este objetivo, con unas exigencias medioambientales que conducen a producir cada vez menos y a depender cada vez más de producciones exteriores".

En este sentido, el consejero ha expresado que también se deberían incluir como medidas "valorar las actuales estrategias europeas 'De la Granja a la Mesa' y 'Biodiversidad' con una visión distinta a la que se ha utilizado para su formulación por la Comisión Europea".

Este nuevo enfoque debe ir dirigido a recuperar la capacidad productiva alimentaria sin alejarse de la sostenibilidad ambiental, aunque esboza que se debería ser "menos ambicioso" al respecto.

También ha indicado que "respecto a la aplicación de la nueva PAC, hay aspectos que aún podemos adaptar con la misma perspectiva, me refiero a la condicionalidad reforzada que se aplicará ya en las próximas siembras otoñales de cara a la cosecha de 2023".

El consejero ha propuesto como otra medida la necesaria regulación del agua. "Necesitamos regular bien todas las cuencas hidrográficas, para tener reservas y utilizarlas en los momentos precisos. Desde Castilla y León instamos a invertir más en la regulación del agua en los próximos Planes Hidrológicos, son evidentes las necesidades de regulación en el Órbigo, en el Carrión, en el Pisuerga, en el Cega y en el Tormes".

A este respecto, el consejero también ha solicitado como medida una revisión del cálculo de los caudales ecológicos.

Finalmente, el consejero ha hecho referencia a que el incremento del anticipo de las ayudas de la PAC y de las ayudas de desarrollo rural, al 70% y al 85% respectivamente, que se ha solicitado recientemente por el Ministro de Agricultura, Luis Planas, como consecuencia de la sequía en España, también contribuirá a ofrecer liquidez a nuestras explotaciones. Es una medida necesaria.