1 de abril de 2020
 
Publicado 17/02/2020 13:46:22 +01:00CET

Cecale aboga por una Pacto de Estado por el sector del automóvil y lamenta declaraciones "que han hecho mucho daño"

Defiende que se pague por el uso de autovías y autopistas como forma de asegurar su mantenimiento

VALLADOLID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale), Santiago Aparicio, ha abogado este lunes en las Cortes por que el Gobierno de España promueva un Pacto de Estado por el sector del automóvil ante la "preocupación" provocada por la caída de ventas y noticias como las pérdidas anunciadas la pasada semana por Renault, al hilo de lo cual ha lamentado algunas declaraciones en relación al diésel que "han hecho mucho daño".

Durante su comparecencia ante la Comisión de Empleo e Industria, Aparicio ha recordado que los motores diésel "de nueva generación" son "menos contaminantes que los de gasolina" y declaraciones y anuncios realizados contra ellos perjudican a "uno de los sectores más potentes" de Castilla y León y que en el conjunto del Estado aporta el mayor peso a la balanza exterior junto con el turismo.

Así, el presidente de Cecale ha advertido de que en la Comunidad ya hay empresas de componentes para el sector de la automoción "sin carga de trabajo".

Santiago Aparicio considera, además, que un contexto de desaceleración económica como el que se anuncia "va a llevar a ajustes" en las empresas que "se van a traducir en pérdida de empleo", al hilo de lo cual ha defendido la reforma laboral y ha pedido que cualquier modificación de la misma "vaya al Diálogo Social y a la negociación" con patronal y sindicatos.

En este sentido, ha aplaudido que la última subida del Salario Mínimo Interprofesional se haya formalizado mediante acuerdo con los agentes económicos y sociales, al contrario de como se hizo con la anterior, aplicada de forma "unilateral" por el Gobierno de España.

Por último, Aparicio ha rechazado una subida de impuestos en este contexto de desaceleración que, en su opinión, se traduciría en "menor inversión y menor empleo". Asimismo, ha apostado por que estos tributos sean indirectos y ha puesto como ejemplo el caso de las autovías, en las que ha defendido que "pague más quien más las usa", lo que redundaría, además, en "más dinero para mantenimiento", lo que a su vez reduciría la "peligrosidad" de las vías, sin cerrar la puerta a que se puedan aplicar "escalones" de progresividad en función de la renta.

Aparicio ha advertido de que las subidas de impuestos directos "empobrecen la economía" y en algunos casos "llegan a ser confiscatorios".

Tanto estas críticas a las medidas fiscales promovidas por el nuevo Gobierno como la defensa de la reforma laboral ha provocado algunos momentos tensos durante su intervención con la bancada socialista, lo que ha obligado a intervenir a la presidenta de la Comisión, la procuradora de Ciudadanos Blanca Negrete Santamaría.