Actualizado 09/04/2021 10:06 CET

14,5 millones entre 2021 y 2025 en ayudas a la bonificación de intereses de préstamos

VALLADOLID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural publica en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) de este viernes, 9 de abril, la orden que permite la concesión de subvenciones de minimis destinadas a la bonificación de intereses en préstamos preferenciales bonificados formalizados por titulares de explotaciones agrarias de la Comunidad.

En concreto y según precisa la Consejería a través de un comunicado recogido por Europa Press, las ayudas se concederán por un importe total de 14.500.000 euros durante el periodo comprendido entre los años 2021 y 2025 de los que la mayor parte, 4.500.000 euros, se consignan en el presente ejercicio, con cuatro millones en 2022, tres millones en 2023, dos millones en 2024 y un millón en la última anualidad.

Los beneficiarios de las ayudas, que se podrán solicitar desde mañana y durante un plazo de un mes, son los titulares de explotaciones agrarias inscritas en el Registro de Explotaciones Agrarias de Castilla y León (Reacyl) que hayan formalizado un préstamo preferencial al amparo de la Orden AGR/860/2019 de 26 de septiembre y cumplan los requisitos establecidos en la citada Orden.

Las personas físicas podrán presentar las solicitudes presencialmente o de manera telemática a través del registro electrónico de la Administración de la Comunidad de Castilla y León mientras que las personas jurídicas deberán presentar sus solicitudes únicamente de forma telemática.

En el supuesto de que el interesado opte por la presentación telemática con certificado digital o DNI electrónico, la solicitud de ayuda se descargará con sus datos personales pregrabados, mediante una herramienta que ha habilitado la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural para simplificar y agilizar la tramitación de la solicitud y eliminar trabas administrativas.

Según han recordado las mismas fuentes, ante las adversidades climatológicas sufridas en la Comunidad durante la campaña agrícola 2018-2019, la Junta de Castilla y León puso en marcha una serie de medidas excepcionales destinadas a paliar los daños sufridos por las explotaciones agrícolas y ganaderas de Castilla y León.

Entre esas medidas se incluyó una línea de préstamos dirigidos a dar liquidez a las explotaciones agrarias de la Comunidad, a facilitar el acceso a capital circulante que les permita seguir realizando su actividad con normalidad y a hacer frente a las pérdidas sufridas por la concurrencia de circunstancias climatológicas adversas, con una bonificación por parte de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de hasta el cien por cien de los intereses a los agricultores y ganaderos que formalizaran estos préstamos.

Dicha medida se plasmó en la Orden AGR/860/2019, de 26 de septiembre, que establecía las bases reguladoras para la concesión de subvenciones de minimis destinadas a la bonificación de intereses en préstamos preferenciales bonificados formalizados por titulares de explotaciones agrarias de Castilla y León, afectados por la sequía y otros fenómenos meteorológicos adversos en la campaña agrícola 2018-2019, y se establecen las condiciones para el reconocimiento del derecho a dichos préstamos.

Para la implantación de esta medida, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural firmó convenios de colaboración con doce entidades financieras que actuarán como entidades colaboradoras con el procedimiento de gestión de las subvenciones que se regulan en los mismos para los préstamos preferenciales.

Las mismas fuentes recuerdan que como consecuencia de la situación de crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19 y para garantizar que todos los titulares a los que se les había reconocido el derecho a formalizar un préstamo preferencial bonificado pudieran suscribirlo, se amplió el plazo para su formalización hasta el 17 de agosto de 2020.

Contador

Para leer más