Robots, asistentes de control y telerehabilitación para el cuidado de mayores dependientes

Un momento de la presentación de uno de los proyectos.
Un momento de la presentación de uno de los proyectos. - EUROPA PRESS
Actualizado: viernes, 1 marzo 2024 13:24

VALLADOLID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ha invertido 11,2 millones en tres líneas de proyectos vinculados a la innovación tecnológica, que están en fase de prueba, con el objetivo de "mejorar" el cuidado de los mayores despendientes y que están desarrollados a partir de sus "propias experiencias".

Se trata, entre otros, de robots sociales, asistentes de control y plataformas de telerehabilitación, según ha explicado, la responsable del departamento, Isabel Blanco, en la Fundación Intras en Valladolid.

"Son proyectos desarrollados con fondos europeos y en los que llevamos trabajando varios años en nuestra apuesta por llevar el uso de las nuevas tecnologías a nuestros mayores, ayudar, así, al día a día y facilitar su estancia en el domicilio o en las residencias", ha explicado Isabel Blanco.

Unas herramientas, ha precisado, que permitirá que la relación entre dependientes y sociedad sea "más fácil y asequible". Todo ello, después de una inversión de 11'2 millones canalizados, en primer lugar, mediante la compra pública innovadora _CPI_ con la que se han adquirido productos "como andadores inteligentes y un sistema de ayuda para el uso del inodoro".

Además, ha precisado que se encuentra en fase de pruebas un proyecto mediante el cual se han configurado robots para el cuidado y el entretenimiento de los mayores. Y, por último, están dos proyectos en desarrollo consistentes en un sistema de sensores para crear hogares seguros y una plataforma de tele-rehabilitación, cuyo objetivo es que mayores y dependientes puedan llevar a cabo estos ejercicios en casa.

Todo ello responde al "firme compromiso" del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, con la "innovación social" para que los servicios sociales de la Comunidad sigan siendo "referencia en España".

Todos estos productos han sido desarrollados y adquiridos mediante la compra pública innovadora por valor de 5,4 millones procedentes de los fondos europeos y en cuyo desarrollo han participado Fundación Intras, Asprodes y Cartif, ha explicado.

En concreto, el primero de ellos es un andador inteligente que lleva incorporado un sistema de llamada para que el propio andador se acerque al usuario y no al revés. Cuenta con un sistema de frenado inteligente ante caídas y es capaz de mantener la distancia con el usuario de forma automática. El próximo año llegarán 400 unidades para iniciar el pilotaje.

También se ha presentado un sistema de ayuda del uso del inodoro para facilitar esta actividad a través de un sistema que se incorpora "fácilmente a cualquier tipo de inodoro" que permite llevar a cabo el lavado y secado del usuario y que puede utilizar el sistema de manera autónoma, ha detallado el colaborador de Cartif, Eduardo Zalama, que ha precisado que se han adquirido 200 unidades.

Además, tal y como ha avanzado Isabel Blanco, también se está trabajando en un sistema que ayuda a las personas con movilidad reducida a realizar con seguridad los movimientos de acostado y levantado de la cama, y también en una cabina de ducha adaptada para el colectivo de mayores y dependientes.

USUARIOS EN EL CENTRO DE LA INVESTIGACIÓN

Además, se han presentado tres proyectos que van de la mano del Gobierno autonómico, Fundación Intras, Asprodes, la Universidad de Valladolid, el centro tecnológico Cartif y los potenciales usuarios de estos productos, que han trasladando sus necesidades en un "proceso de innovación abierta". Los proyectos han sido financiados por la Junta a través de fondos europeos con 5,8 millones de euros.

El primero de ellos es el que se encuentra en una mayor fase de desarrollo. Una iniciativa que ha alcanzado los cuatro millones de euros de inversión y que ha sido definida como 'robots sociales', proyecto Eiarob, ha continuado Zalama. "Por un lado, se ha impulsado el desarrollo de tres tipos de robots sociales, que en las próximas semanas comenzarán a probarse en Soria y Palencia, con dos unidades en cada una", ha explicado. En verano, llegará el resto de la quincena de robots a las residencias de la Comunidad.

Además, se han desarrollado más soluciones robóticas cuya funcionalidad radica en la medición de la actividad y las constantes vitales de la persona mayor, sirve como apoyo para su alimentación, movilidad e, incluso, puede manejarse de manera interactiva mediante la voz.

HOMOTEC

Otro de los proyectos que se han presentado ha sido 'Homotec', un asistente de control en el hogar "para prevenir y evitar situaciones de riesgo y hacer de él un espacio seguro", ha detallado la responsable de Asprodes Leticia Pedraz. "Recoge movimientos y rutinas del usuario en cada una de las estancias de la casa _uso de la cocina o baño entre otros ._ para tener la capacidad de enviar una alerta a familiares y cuidadores si detecta un cambio brusco en la normalidad de su vida diaria", ha detallado. Está previsto que este sistema de sensores se implante en 200 domicilios. En 75 de éstos, se instalará también una versión más avanzada y adaptada al usuario. En este proyecto se ha invertido un total de un millón de euros.

Por último, la coordinadora de I+D+i de la Fundación Intras, Marta García, ha explicado el proyecto Serenhe, una plataforma de tele-rehabilitación que lleva a cabo actividades de rehabilitación "física, cognitiva y emocional" y que otorga "una total libertad al usuario a la hora de realizar esos ejercicios de recuperación".

Para facilitar el manejo de la plataforma, se hace uso de un entorno virtual a través de nuevas tecnologías como la realidad virtual o la visión e inteligencia artificiales, siempre mediante la supervisión de un profesional. El proyecto piloto arranca en abril y se ha implantado de manera parcial, puesto que 100 usuarios harán uso de la tele-rehabilitación física y 160 de la cognitiva, y durará 18 meses.