Las empresas públicas de la Comunidad reducen su activo a 528 millones en 2016 y su resultado recupera valores positivos

Publicado 12/12/2018 17:38:22CET

VALLADOLID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las empresas públicas de la Comunidad redujeron su activo a 528 millones de euros en 2016 --tras disminuir un 54 por ciento respecto a 2016--, con un su resultado recupera valores positivos, al pasar de los -53 millones en 2013 a tres positivos en 2016.

El Consejo de Cuentas ha entregado este miércoles en las Cortes el 'Informe acerca de la actividad y situación económico-financiera de la Comunidad Autónoma, ejercicio 2016, de las empresas públicas de la Comunidad', tras ser aprobado en sesión plenaria.

El objetivo general de este trabajo, correspondiente al Plan Anual de Fiscalizaciones 2018 está orientado a realizar un análisis de la situación económico-financiera de la Comunidad, observar su evolución, identificar los indicadores más relevantes, vigilar su comportamiento, así como alertar a los entes fiscalizados de las desviaciones más significativas detectadas en ellos.

El ámbito de la fiscalización está referido a las empresas incluidas en la Cuenta General de la Comunidad (Castilla y León Sociedad Patrimonial, Centros Europeos de Empresas e Innovación de Castilla y León y Sociedad Publica de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León) en el periodo analizado de 2013 a 2016.

En cuanto a las tres dependientes de la Universidad de Salamanca, aunque ya no son objeto de agregación en la Cuenta General de 2016, se han añadido a efectos del análisis del informe. El alcance del trabajo no se extiende a cada una de las empresas, sino a la cuenta general rendida para el sector público empresarial.

La evolución en el periodo analizado pone de relieve un descenso progresivo en todas las magnitudes, especialmente a partir de 2014. Así, su activo ha disminuido un 54 por ciento en el periodo, alcanzando en 2016 un importe total de 528 millones de euros.

Desde el punto de vista de su financiación, su patrimonio neto disminuye un 45 por ciento, hasta situarse en 2016 en 202 millones, mientras que el pasivo exigible disminuye en 450 millones, un 58 en el periodo.

FONDO DE ROTACIÓN

El ejercicio 2016 presenta un fondo de rotación o maniobra (magnitud que refleja cuál puede ser la solvencia a corto plazo) positivo de 118 millones de euros, importe que, si bien ha disminuido en un 73 por ciento respecto a 2013, no ha repercutido en un comportamiento negativo de la liquidez general, debido básicamente al fuerte descenso del pasivo corriente en el periodo analizado. Por ello, la solvencia a corto plazo no se ve afectada, al ser el activo corriente más del triple que el pasivo corriente.

Los índices de liquidez aumentan aunque no se debe al incremento del efectivo líquido, que cae casi un 60 por ciento en términos cuantitativos durante el periodo analizado, sino a que el pasivo corriente registra un descenso aún más significativo.

Por otra parte, el número de días que, en tiempo medio, se tarda en cobrar a los deudores y en pagar a los acreedores corrientes, en el periodo analizado ha disminuido a 452 y 111 días, respectivamente. No obstante, dichos plazos se consideran aún elevados.

El indicador del endeudamiento desciende, reduciéndose la dependencia de terceros para obtener financiación, aunque representa todavía más de la mitad de todos los recursos financieros.

La ratio de inmovilización se incrementa, lo que implica que se necesita una mayor proporción de recursos financieros ajenos para financiar su activo no corriente.

En 2016 los elementos tangibles integrados por bienes muebles o inmuebles cubren la totalidad del pasivo exigible a largo plazo, descontado el efecto impositivo, lo que refuerza la firmeza y estabilidad patrimonial.

Desde el punto de la garantía o distancia a la quiebra del sector público empresarial, el indicador ha experimentado una tendencia favorable. Magnitudes e indicadores derivados de la cuenta de pérdidas y ganancias agregada.

La tendencia experimentada por el resultado ha sido favorable pasando de valores negativos a positivos. En 2013 se cifra en -53 millones de euros, pero a partir de 2014 el resultado es positivo, situándose en tres millones en 2016.

Cabe señalar el impacto que tienen en la cuenta de pérdidas y ganancias los resultados negativos obtenidos al margen de la actividad ordinaria.

Así, los peores resultados de 2013 coinciden con el mayor volumen de las partidas relativas al deterioro y resultado negativo por enajenaciones de inmovilizado así como de gastos financieros, si bien se reducen significativamente desde 2014.

TENDENCIA DESFAVORABLE

Los ingresos ordinarios han experimentado una tendencia desfavorable en el periodo analizado. Su importe era de 61 millones en 2013, habiendo disminuido un 20 por ciento hasta los 49 millones en 2016.

Los gastos ordinarios han tenido un comportamiento análogo, mostrando también una tendencia decreciente, si bien más acusada. Así, se han reducido un 41 por ciento respecto a 2013, cuando su importe ascendía a 71 millones, alcanzando los 42 millones en 2016.

En consecuencia, el margen ordinario es positivo a partir de 2014 y la ratio de cobertura de los gastos ordinarios presenta una tendencia favorable en el periodo considerado.

Los indicadores obtenidos derivados de los ingresos de la gestión ordinaria ponen de manifiesto un aumento del peso relativo de la cifra de negocios, que pasa de un 68 por ciento en 2013 a un 84 por ciento en 2016, así como un descenso del peso relativo de otros ingresos de explotación, proveniente fundamentalmente de subvenciones, que ha disminuido ligeramente de un siete por ciento a un dos por ciento. Sin embargo, aumenta el índice de subvenciones que tiene en cuenta además las subvenciones de capital.

Por el contrario, el resto de ingresos desciende significativamente al pasar del 25 por ciento al 14 por ciento, debido a la fuerte reducción experimentada a partir de 2014 por las partidas relativas a la variación de existencias de productos terminados y en curso de fabricación, así como a los trabajos realizados por la empresa para su activo.