La familia Gullón volverá a escenificar sus divergencias en una junta que se celebra hoy

Actualizado 31/12/2010 8:30:38 CET
EP

MADRID, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

Galletas Gullón celebrará hoy viernes, 31 de diciembre, junta general de accionistas de carácter ordinario para someter a aprobación las cuentas de 2009 y "la censura de la gestión social realizada por el órgano de administración" durante ese ejercicio, según la convocatoria realizada por la administradora única de la sociedad, María Teresa Rodríguez Sáinz-Rozas.

Así, previsiblemente se reprobará la actuación de un consejo que, en el último cuatrimestre de 2009, cuando el órgano estaba controlado por los tres hijos varones y dos hermanos de la primera accionista, destituyó a Rodríguez Sáinz-Rozas como presidenta ejecutiva y despidió a Juan Miguel Martínez Gabaldón como director general.

Por su parte, Hernán y Félix Gullón han presentado un complemento al orden del día de la junta convocada por su madre que, entre otros puntos, incluye un informe acerca de "las posibles situaciones de conflicto de interés, directo o indirecto" de la administradora única con el interés social, con lo que ambas partes volverán a escenificar en esta asamblea la pugna que mantienen por el control de la empresa.

La junta de accionistas se convoca dos meses después de la disolución del consejo y de la toma de posesión de Rodríguez Sáinz-Rozas como administradora única.

La primera accionista retomó el control sobre la galletera en octubre, casi un año después de ser destituida como presidenta ejecutiva por sus hijos y hermanos, una vez que quedaron inscritos en el Registro Mercantil los acuerdos de una junta extraordinaria que se celebró el 1 de septiembre en el interior de un coche.

Estos acuerdos se adoptaron con los votos a favor del 80,25% del capital social, correspondientes a Rodríguez Sainz-Rozas, a su hija Lourdes Gullón y a Martínez Gabaldón (que controla un 16%).

Al día siguiente de asumir la administración única, la primera accionista de Gullón restituyó a Juan Miguel Martínez Gabaldón en el cargo de director general, en sustitución de su hijo menor, Félix Gullón. Antes de su reincorporación, el directivo había ganado un juicio por despido improcedente, con una indemnización de 9,19 millones de euros, incluidos los intereses y las costas procesales.

Los hijos de la administradora única también han solicitado en el complemento de convocatoria un informe sobre "la situación, funciones y actuaciones" de Martínez Gabaldón.

Asimismo, plantean un informe sobre la posición adoptada por María Teresa Rodríguez en torno a la readmisión de Martínez Gabaldón propuesta por el consejo de administración tras la resolución judicial que declaraba improcedente su despido --que fue rechazada por el directivo-- y su posterior contratación cuando la primera accionista retomó el control de la empresa.