Faúndez pide a la CHD agilizar la limpieza de cauces para evitar inundaciones

El presidente de la Diputación de Zamora, Javier Faúndez, durante su visita a Cerecinos de Campos.
El presidente de la Diputación de Zamora, Javier Faúndez, durante su visita a Cerecinos de Campos. - DIPUT. ZAMORA
Actualizado: lunes, 10 junio 2024 16:03

ZAMORA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de Zamora, Javier Faúndez, ha reclamado este lunes que la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) autorice con diligencia los permisos para limpiar los cauces que están bajo su responsabilidad, con el fin de evitar inundaciones como las de este domingo en la localidad de Cerecinos de Campos.

El pueblo amaneció el 9 de junio con el tramo urbano del arroyo de la Vega desbordado debido a las intensas lluvias registradas durante las tormentas de la madrugada anterior.

Faúndez ha realizado estas declaraciones durante su visita a Cerecinos de Campos, donde ha acudido para expresar su apoyo al alcalde de la localidad, Jesús Deza, y supervisar el inicio de los trabajos de limpieza que se están llevando a cabo con medios de la Diputación para retirar el lodo y el barro acumulados en las calles del municipio terracampino tras las inundaciones.

El presidente provincial ha podido comprobar de primera mano las labores que, desde primera hora del lunes, llevan a cabo los bomberos con tres camiones autobomba del Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios y con una máquina retroexcavadora, un camión y un equipo de operarios del Parque de Maquinaria.

Estos medios serán los encargados de que todas las calles estén preparadas para las fiestas en honor a San Antonio de Padua, que se celebran en la localidad el próximo fin de semana.

Además, ante los problemas surgidos en el sondeo que abastece de agua al pueblo, que también se ha visto afectado, la Diputación ha llevado a la localidad cinco palés con garrafas de agua potable para ponerlas a disposición de todos los vecinos hasta que se recupere la normalidad en el sistema de abastecimiento.

El desbordamiento del arroyo de La Vega ha afectado también a ocho viviendas y a cuatro naves ganaderas, entre ellas una en la que han muerto 10.000 pollos a punto de salir al mercado, aparte de las humedades que "se manifestarán en otras viviendas en el futuro".

Leer más acerca de: