Publicado 16/05/2022 20:12

Fernández Carriedo pide abordar la reforma de la financiación autonómica y aboga fiscalidad orientada al mundo rural

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, durante su comparecencia en las Cortes.
El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, durante su comparecencia en las Cortes. - JCYL

VALLADOLID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía y Hacienda de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, ha insistido en la necesidad de abordar la reforma de la financiación autonómica para que sea "justa" ante la "ineficiente" e "insuficiente que lo es la actual, al tiempo que ha abogado por una fiscalidad orientada al mundo rural.

Fernández Carriedo se ha expresado así en el marco de su comparecencia en las Cortes para explicar las líneas de trabajo de su departamento para los próximos años, que ha aglutinado en torno a once grandes prioridades, doce ejes de trabajo y 76 acciones.

En este contexto, el consejero ha reclamado de nuevo una financiación autonómica justa y considera "urgente y prioritario" el impulso de una reforma del sistema porque el actual es ineficiente, insuficiente y deficitario, y ha supuesto un claro retroceso en la financiación de la Comunidad, lo que afecta de forma intensa a la sostenibilidad de las cuentas públicas.

El titular de Economía y Hacienda ha asegurado que el déficit de financiación por este motivo ascendió a 1.060 millones de euros (445 euros por habitante) que tuvieron que ser financiados por la Comunidad.

Por ello, ha defendido una financiación "justa, equitativa y suficiente" y ha insistido en el diálogo institucional con el Estado y con el resto de las comunidades, además de en la necesidad de incrementar los recursos globales.

Éste es uno de los ejes de trabajo de la Consejería, al que se suma la búsqueda de una política fiscal "moderada" y orientada al mundo rural.

Así, ha asegurado que la Junta consolidará en esta legislatura su política fiscal moderada y justa, con bajada selectiva de impuestos, para favorecer a las familias, el emprendimiento y la inversión.

BENEFICIOS DEL TRABAJO HECHO

A este respecto, ha señalado que esta política ha permitido a Castilla y León tener los beneficios fiscales más favorables para apoyar a las familias; ser la segunda comunidad autónoma con la tarifa autonómica más baja en el IRPF; estar entre las tres Comunidades con un tratamiento fiscal diferenciado para el mundo rural; y alcanzar el cuarto lugar en el índice de competitividad fiscal de toda España.

Así, se estima que las nuevas medidas tributarias junto con los beneficios ya vigentes supondrán un ahorro fiscal superior a 2.500 millones de euros para los ciudadanos de Castilla y León.

Entre las medidas a tomar, Fernández Carriedo ha citado la bajada de la tarifa autonómica del IRPF a todos los contribuyentes de Castilla y León, con efectos retroactivos para todo 2022 que supone una rebaja del 5,3 por ciento del tipo mínimo de gravamen; el mantenimiento de la bonificación del 99 por ciento en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones entre familiares directos así como medidas tributarias coyunturales para los sectores más afectados de retorno de tasas en transporte y servicios veterinarios, y medidas de rebaja de impuestos en la energía y los combustibles, entre otras.

En el ámbito del desarrollo de una fiscalidad favorable al medio rural se aumentará la deducción en el IRPF por nacimiento o adopción de hijos; se reducirá la carga fiscal en las transmisiones de inmuebles para negocios; y se aprobarán nuevas ventajas fiscales en el caso de transmisiones de explotaciones agrarias y arrendamientos de tierras.

Además se bonificarán las tasas generales de las licencias de pesca y caza; se creará una nueva deducción en la cuota autonómica del IRPF por residir de forma habitual en zonas rurales en riesgo de despoblación; se aprobarán reducciones fiscales para adquirir y transmitir la vivienda habitual para los residentes en esas zonas; se implantará una nueva deducción en el IRPF por traslado de residencia por motivos laborales a un municipio en riesgo de despoblación; y se establecerán bonificaciones fiscales por actuaciones en suelo industrial y terciario.

En esta línea, ha recordado que ya se ha iniciado el procedimiento de consulta pública del Proyecto de Ley de rebaja impositiva urgente ante el agravamiento de la situación económica. Además, se solicitará al Gobierno central una fiscalidad favorable a las zonas rurales también en los tributos estatales en los que Castilla y León no tiene competencia.

En el marco de su intervención, ha citado como otro de los ejes para los próximos cuatro años la eficiencia en la gestión de recursos públicos.

GARANTÍA DE SERVICIOS

En este sentido, ha señalado que para seguir manteniendo las buenas prácticas en la gestión de los servicios públicos se garantizará que, al menos, el 80 por ciento de los recursos no financieros sobre los que hay capacidad de decisión se dediquen a sanidad, educación y servicios sociales.

Para ello, se impulsará la actividad estadística pública, se continuará avanzando en la senda de reducción del endeudamiento de la Comunidad en términos de PIB y se mantendrá el periodo medio de pago de facturas.

De igual modo, se impulsarán medidas específicas dirigidas a reducir la dependencia de los combustibles fósiles y el control de los consumos energéticos de la administración y la eficiencia en su contratación.

Por otro lado, Carlos Fernández Carriedo ha apuntado a la "oportunidad" que supone la llegada de fondos europeos y ha asegurado que para seguir impulsando un nuevo desarrollo económico, social y territorial se continuará garantizando una gestión eficaz, transparente y eficiente de los programas operativos cofinanciados por el FEDER y FSE, con especial atención a las áreas de muy baja densidad.

Asimismo, se continuará reclamando, dentro de los fondos Next Generation EU, mayor capacidad de decisión de las comunidades autónomas y de las corporaciones locales en la elección de los proyectos estratégicos, así como un reparto justo y "no discrecional" de estos nuevos fondos europeos.

A ello se suma el difundir las operaciones que se financien al amparo de los diferentes Fondos de la UE y canalizar los Fondos Europeos del MRR para que lleguen a las empresas.

Finalmente, el último eje al que se ha referido el consejero es el de lograr una Administración digital, con una apuesta por la modernización y transformación digital, para lo que la Junta continuará mejorando la calidad y eficacia de la Administración Tributaria autonómica digitalizando todos los procesos y avanzando en la modernización del sistema informático de contratación administrativa (DUERO).

Más información