Actualizado 10/09/2016 19:03 CET

El hombre encontrado en el CTR de León no murió por causas naturales

LEÓN, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

El cadáver hallado en la tarde de ayer en el interior de un contenedor en el Centro de Tratamiento de Residuos de San Román de la Vega corresponde a un varón de nacionalidad belga cuya edad oscila entre los 50 y 60 años, que no falleció por causas naturales, según los datos que ha aportado la autopsia realizada en el Anatómico Forense de Ponferrada, de los que ha informado Subdelegación del Gobierno.

El cuerpo sin vida del hombre fue encontrado ayer a las 14.30 horas por uno de los trabajadores del CTR de San Román de la Vega, que se encontraba revisando la basura de uno de los contenedores abiertos, en el que se recoge aquello que no es basura urbana y aglutina restos de tierra, podas y barredoras urbanas que, aunque se desconozca su procedencia, podrían ser de León capital o alfoz.

Si en el momento del levantamiento del cadáver la Policía Judicial no descartaba ninguna hipótesis, la autopsia ha revelado que no murió por causas naturales, lo que mantiene a los agentes investigando sobre los hechos y causas de su fallecimiento.