Iberaval, primera SGR en España, supera los 27.000 socios y prevé facilitar este año 300 millones en financiación

Fernandez Mañueco y José Rolando Álvarez, en Iberaval.
EUROPA PRESS
Publicado 09/10/2018 15:02:46CET

El presidente del PP de CyL, Alfonso Fernández Mañueco, ha participado como invitado este martes en su Consejo de Administración

VALLADOLID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

Iberaval ha roto en septiembre una nueva barrera, al superar los 27.000 socios en los nueve primeros meses del año, casi 1.500 de los cuales son de nueva incorporación. Se consolida así como líder indiscutible en ese ámbito en todo el Sistema Nacional de Garantías en España.

Además, entre enero y septiembre de 2018, la sociedad de garantía (SGR) de Castilla y León ha facilitado financiación por 218,3 millones de euros a un total de 3.072 proyectos empresariales--prevé alcanzar los 300 millones al final del año--, cuando en 2017, durante ese mismo periodo, formalizó avales por 178 millones. El dato implica un crecimiento interanual cercano al 23 por ciento.

Son los números más relevantes trasladados al Consejo de Administración de Iberaval, celebrado esta mañana en el Edificio Iberaval, por el presidente de la entidad, José Rolando Álvarez, quien ha destacado también que ese volumen de actividad es similar al formalizado durante todo el 2016 completo (es decir, hace dos ejercicios).

Álvarez ha incidido, una vez más, en que ha sido clave el impulso logrado a partir de los programas de bonificación de préstamos ADE Financia y ADE Empleo, que Iberaval gestiona junto al Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE) de Castilla y León, que han acompañado proyectos por valor de 70,2 y 74,3 millones de euros, respectivamente, hasta el pasado 30 de septiembre.

A ese respaldo en la acción financiadora de la Junta de Castilla y León se han sumado recientemente dos Instrumentos Financieros específicos referidos al Crecimiento Empresarial e I+D, cofinanciados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

MÁS DE 740 MILLONES VIVOS EN PRÉSTAMOS

Según las cifras presentadas en la reunión, Iberaval mantiene un riesgo vivo--importe prestado pendiente de devolución--de más de 740 millones de euros, repartido en 14.100 operaciones, con un avance del 13 por ciento frente al mismo periodo del año pasado.

El Consejo de Administración de Iberaval también ha puesto de manifiesto que los sectores más beneficiados por la acción de la SGR entre enero y septiembre han sido los servicios (31 por ciento), a continuación, el comercio (19 por ciento) y, en tercer lugar, la industria (18 por ciento).

Durante los nueve primeros meses de 2018, la operación media de Iberaval se ha situado en el entorno de los 108.000 euros, y en cuanto al destino de las operaciones, en un 55 por ciento ha servido para atender necesidades de circulante por parte de las empresas.

El protagonismo en la actividad lo han tenido las micropymes, que han representado el 68 por ciento de la actividad, frente al 32 por ciento de las pequeñas empresas.

Por otra parte, José Rolando Álvarez ha incidido en los crecimientos registrados en Iberaval, que busca "ser cada día más útil a la sociedad en que nos asentamos", se han conjugado con una mejora en los ratios de dudosidad, morosidad y el mantenimiento de la solvencia.

CONTRIBUCIÓN AL EMPLEO

En el Consejo de Administración que sirve para hacer balance de los tres primeros trimestres del año en curso, se ha puesto igualmente de relieve que el respaldo financiero de la sociedad de garantía, a partir del riesgo vivo en vigor, sirve para crear o mantener 143.302 puestos de trabajo, según los datos a cierre de septiembre.

Por ello, el presidente de Iberaval ha invitado a los todos los grupos con representación parlamentaria a visitar la sede de la SGR, al igual de lo hecho por el líder del PP regional, Alfonso Fernández Mañueco, a fin de que puedan conocer la importancia de la labor que desempeña en el día a día y que, como así ha puesto como ejemplo, contribuye a mantener empresas "con poco más de 100.000 euros a siete años".

Aunque reconoce que "poco más se puede pedir a la Junta", en referencia a los 4 millones que este año ha destinado en ayudas a los tipos de interés, José Rolando Álvarez, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha pedido al nuevo ejecutivo regional resultante de las próximas elecciones "sensibilidad con la economía de Castilla y León, tras recordar que el 90 por ciento del empleo lo acaparan empresas de menos de diez trabajadores".

"Lo que necesitan estos pequeños empresarios es financiación, y eso sólo se logra con apoyos públicos", fundamentalmente para que éstos puedan afrontar la gran presión que sufren en materia de competencia y tecnología y obtengan recursos para "adaptar sus negocios a la globalidad, las necesidades que imponen las redes de distribución y muchísima inversión en capital fijo, inversiones muy importantes que se amortizan a muy largo plazo".

"FÓRMULA DE ÉXITO"

El presidente del PP en Castilla y León, por su parte, ha justificado su asistencia al Consejo de Administración de Iberaval en su propósito de "ratificar y refrendar la fórmula de éxito" que representa dicha SGR, que "facilita financiación rápida, ágil y necesaria para el mantenimiento de miles de empresas y puestos de trabajo en esta comunidad".

Así, el dirigente del PP se ha comprometido a seguir defendiendo esta fórmula de colaboración público-privada que contribuye en Castilla y León a garantizar y crear 140.000 puestos de trabajo. "El empleo, la generación de actividad económica es un reto de cualquier sociedad, y reitero mi apoyo a la iniciativa privada y al sector empresarial porque es la mejor forma de generar riqueza", ha insistido.

En mayo fue el secretario general del PSOE en la Comunidad autónoma, Luis Tudanca, quien estuvo presente en la reunión de dicho órgano de gobierno de Iberaval.

La presencia de ambos dirigentes se enmarca en la estrategia de apertura y visibilidad que se ha impuesto Iberaval, como ejemplo que es de colaboración público-privada, y que ya se puso de manifiesto en la última Junta General de Socios, que se celebró el pasado mes de abril, en Burgos, con la asistencia de más de un centenar de representantes del empresariado y la sociedad civil.

Contador