Actualizado 21/07/2021 11:08 CET

Marwán reivindica educación y cultura frente a una creciente "permisividad con el odio"

Archivo - El cantautor y poeta Marwán.
Archivo - El cantautor y poeta Marwán. - DAVID PALACÍN - Archivo

   VALLADOLID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El cantautor y poeta Marwán recalará este jueves, 22 de julio, en la hospedería del monasterio de San Benito de Valladolid, donde instalará su particular e íntimo cuadrilátero, en el marco del festival 'Las noches de San Benito', para presentar su último trabajo: 'El viejo boxeador', un álbum que, si bien no surgió con la idea de rendir honores a su padre, ha acabado haciéndolo.

   Tanto es así que incluso se le coló en la carátula, en la que ambos aparecen con las manos vendadas, listos para subir al 'ring': "Un amigo me propuso que mi padre saliese en la portada y, alrededor de esa idea, salió este homenaje".

   "Pero esa no era la intención inicial, sino que floreció a raíz de la temática del disco, porque siete de las diez canciones hablan sobre salir adelante, ya sea en una relación o a nivel social", explica el cantautor en una entrevista concedida a Europa Press.

   Una "resiliencia" que, según ha afirmado el propio artista, "simboliza a la perfección" la vida de su padre, refugiado palestino que, a lo largo de su vida, ha tenido que "afrontar situaciones impensables" y que ha visto "atropellados" muchos de sus derechos. Y es que la vida de sus progenitores tiene también su reflejo en la de Marwán, que afirma haber heredado de ellos "la bondad a pesar de los dolores y la debilidad por los vulnerables, que un día también fueron ellos".

   "Ser hijo de refugiados que han sufrido esa cantidad de atropellos de sus derechos y siendo apátridas ha configurado gran parte de mi sensibilidad", ha comentado, consciente de que "todo el mundo tiene sus luchas, aunque estas son bastante particulares".

   Precisamente, a todas esas personas que le cuidan --entre las que cita a sus padres y a su pareja-- va dedicada 'Siempre estás tú', una de las diez canciones que componen su último hito discográfico y de las que podrá disfrutar este jueves el público de 'Las noches de San Benito', ya que, según ha avanzado Marwán, cantará "casi todo el disco nuevo" así como algunas de sus canciones "más emblemáticas", todo ello en un íntimo formato de piano y violín "que conserva la esencia de las canciones que nacieron a guitarra y voz para este disco tan delicado".

   Sin embargo, ha advertido de que "en contra de lo que pueda parecer, los conciertos empiezan bastante tranquilos, pero lo cierto es que están siendo increíblemente intensos porque, a medida que avanzan, la gente se va soltando", un comportamiento que achaca a la explosión de esas "emociones contenidas", consecuencia de llevar mucho tiempo sin asistir a un concierto. Es una sensación que el propio Marwán vivió durante un concierto del también cantautor Andrés Suárez: "Acabé estallando", confiesa.

   No obstante, es consciente de esa "mezcla de ganas, pero también miedo" en un contexto en el que a pesar de que la vacunación avanza a buen ritmo, la pandemia se resiste al olvido, mientras la cultura, en la otra orilla, continúa "abandonada por las instituciones" que, como recuerda Marwán, tanto aplaudieron las iniciativas altruistas de muchos artistas durante los meses de confinamiento.

   "El último ministro (de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes) prometió cosas que no han tenido lugar... es una situación bastante vergonzosa; uno se siente maltratado", ha lamentado. Ahora está pendiente de lo que suceda con Miquel Iceta al frente de la cartera, ya que, aunque le guarda cierta simpatía, no pone la mano en el fuego por ningún político, pues considera que "la cultura se utiliza más como arma arrojadiza que como bien universal y se defiende bastante poco".

   Y es que Marwán, que confiesa que ha vivido situaciones racistas, especialmente en su infancia, considera que España vive un momento en el que "hay demasiada permisividad con el odio", refrendado por "un partido que autoriza y respalda a la gente a sacar el suyo; es un drama social porque ha roto la concordia".

   Por eso, frente a ello, se ha mostrado firme defensor de que "la educación y la cultura siempre van a tender a crear puentes para el entendimiento", que también se refleja en su música, de la cual ha animado a "empaparse" porque "los conciertos son más divertidos incluso que el disco", cuya última canción ya advierte de las futuras intenciones de Marwán: 'Seguiremos'.

Contador

Para leer más