Actualizado 18/04/2020 19:13 CET

"Muchos datos" permiten ver la evolución favorable, según Casado

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado.
La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado. - JCYL

   Eso sí, aboga por esperar a comprobar el efecto de la vuelta a la actividad de esta semana para avanzar en una posible desescalada

   VALLADOLID, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, ha subrayado este sábado que "muchos datos permiten ver" que la evolución de la situación de la comunidad ante la pandemia del coronavirus es favorable en las últimas semanas ya que el incremento de nuevos positivos por la realización de test no se ha traducido en una mayor ocupación de los hospitales.

   Así lo ha señalado este sábado la consejera en la rueda de prensa que ha ofrecido para actualizar los datos relativos a la pandemia en la Comunidad, en la que ha subrayado que ya se han realizado test en un 96 por ciento de las residencias sociosanitarias en las que se había registrado algún positivo.

   Este dato, unido a que los centros en los que se han realizado ya las pruebas --independientemente de que hubieran registrado o no casos de coronavirus-- es el 74 por ciento del total --más de 25.000 residentes testados-- ha llevado a la consejera ha afirmar que en los próximos días la evolución de nuevos positivos diarios mostrará más casos "reales" nuevos y el volumen total descenderá.

   Así, ha destacado que mientras durante toda la semana las cifras de nuevos positivos en 24 horas se ha mantenido por encima de los 500, este sábado ha descendido a 390.

   "Tenemos una cobertura de residencias bastante alta, a partir de ahora el número de casos va a disminuir, y la tendencia es a la baja en todos los casos. Hay muchos datos que permiten ver esa evolución", ha destacado Verónica Casado.

   La consejera ha citado también el registro de casos en el sistema Medora, que suma un total de 48.338 enfermos por COVID-19 y que a comienzos de semana crecía a un ritmo de "1.600 nuevos al día" y ha pasado a, este sábado, aumentar en solo 900.

   También ha subrayado la hospitalización a la baja, tanto en planta como en las UCI, que hoy cuentan con seis pacientes menos que ayer. Los centros sanitarios, asimismo, presentan una ocupación del 54 por ciento en total y del 64 por ciento en unidades de críticos, aunque Casado ha matizado que ese porcentaje todavía hace referencia a las denominadas UCI extendidas.

EN URGENCIAS, UN 40% DE PATOLOGÍAS NO COVID-19

   Igualmente, ha apuntado que en las urgencias incrementa paulatinamente la llegada de casos por patologías que no son relacionadas con el COVID-19, que ya representan el 40 por ciento del total de pacientes, si bien estos servicios presentan una presión aún "baja" posiblemente debido al "miedo" por el virus. De cualquier manera, Casado ha incidido en que Sanidad no prevé una "oleada" de personas con otras patologías cuando llegue la desescalada.

   "Si no hay repunte ni hay mayor contagiosidad ahora como consecuencia de la Semana Santa o de la reincorporación laboral de esta semana, no deberíamos tener mas ingresos ni mas afectación en las UCI extendidas", ha insistido la consejera.

   Pero precisamente por ello, Casado ha matizado que para definir claramente la estrategia de cara a la desescalada la Junta esperará a que pasen siete o diez días desde esta vuelta a la actividad, ya que es el periodo que suele transcurrir hasta que se ve la incidencia de un evento en la progresión de la pandemia. "De momento, la sensación es de que no hay repunte y todos indicadores van en ese sentido", ha matizado.

   Sobre la desescalada, ha insistido en que se debería plantear con criterios geográficos, pero ha recordado que el Ministerio, una vez reunión a la Comisión de Expertos, será el que decida sobre dicho proceso.

   Por otro lado, ante las preguntas sobre si hay un criterio de edad --ser menor de 75 años-- para derivar a pacientes a las UCI Casado ha vuelto a defender que se siguen las "escalas de supervivencia" señaladas por las sociedades médicas científicas y de la Sociedad de Bioética y ha incidido en que los datos muestran que en nueve de las once unidades de críticos que existen en la Comunidad se ha tratado en estas semanas a personas mayores de 75 años. La media de edad de los pacientes que han pasado por las UCI es de 65 años.