Publicado 16/05/2022 13:33

Las obras de la red de calor sostenible que abastecerá 10.200 viviedas de la zona oeste de Valladolid arrancan en verano

Suárez-Quiñones y Puente en el acto de presentación de la red de calor sostenible.
Suárez-Quiñones y Puente en el acto de presentación de la red de calor sostenible. - JCYL

Abastecerá a 10.200 viviendas de Parquesol, Villa del Prado la zona suroeste de Huerta del Rey

VALLADOLID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, han presentado este lunes el proyecto de la red de calor sostenible 'Valladolid Oeste' que está previsto que entre en funcionamiento en la temporada de calefacción 2023-2024.

Este proyecto medioambiental promovido por la Junta abastecerá de calefacción y agua caliente sanitaria a 10.200 viviendas y 67 edificios de los barrios de Villa del Prado, Parquesol y zona sur-oeste de Huerta del Rey tras una inversión prevista del 36,3 millones de euros, y la creación de 72 puestos de trabajo.

Según ha explicado Suárez-Quiñones, esta red de calor permitirá a los usuarios "ahorrar entre el 30 y el 50 por ciento de su factura energética actual", aunque estos ahorros "pueden incrementarse" además de reducir la emisión de gases de efecto invernadero de 31.300 toneladas de CO2 al año "que se evitan emitir a la atmósfera" además de que se van a suprimir 400 chimeneas.

La primera fase de este proyecto supondrá una inversión de 22 millones de euros y será este martes, 17 de mayo, cuando se publique en la plataforma de contratación del Estado su licitación, por lo que la previsión es que las obras "comiencen en agosto de este año", como ha indicado el consejero de Medio Ambiente.

Asimismo, ha explicado que la Junta lleva muchos años "desarrollando proyectos de eficiencia energética y energía renovable" a través de Somacyl, la sociedad pública de Medio Ambiente, y ahora mismo hay en marcha redes de calor por biomasa que abastecen a 124 centros y la potencia instalada es de más de 65 megawatios.

Este proyecto será la tercera gran red de calor de la ciudad de Valladolid promovida por la Junta que utilizará como combustible biomasa forestal renovable y se extenderá por los barrios Villa del Prado, Parquesol y zona sur-oeste de Huerta del Rey.

Las otras dos grandes redes de calor promovidas por la Junta en esta ciudad, a través de Somacyl, ya en marcha, son la red de calor del campus de la Universidad de Valladolid y el Hospital Clínico, y la red de calor en la zona norte-este de Huerta del Rey.

La previsión de la Junta, según Suárez-Quiñones, es invertir en los próximos tres años cien millones de euros en proyectos de energía renovable, tanto el redes de biomasa como en acumuladores térmicos inteligentes, además de que se sustituirán calderas de combustibles fósiles en edificios públicos y se impulsarán instalaciones fotovoltaivas en nuevas construcciones.

La red de calor suministrará energía térmica renovable para atender las demandas de calefacción y agua caliente sanitaria de todos los edificios, tanto públicos como privados con calefacción comunitaria, que estén interesados en conectarse.

Una vez finalizada, la red de calor 'Valladolid Oeste' se interconectará hidráulicamente con la red de calor 'Huerta del Rey' -señalada antes- para aumentar la capacidad de suministro de la red existente en la zona norte-este del barrio Huerta del Rey.

Cuando esté totalmente terminada, la nueva infraestructura tendrá una capacidad de producción de energía térmica renovable de 130.530.000 kWh útiles/año, que suponen 11.224 toneladas equivalentes de petróleo que dejaran de consumirse.

Está prevista la puesta en marcha de la infraestructura para la campaña de calefacción 2023-2024, aunque los edificios podrán comenzar a gestionar su conexión a la red de calor ya en el mes de julio de 2022.

Para la operación y mantenimiento de la infraestructura se crearán 12 puestos de trabajo directos estable en la ciudad de Valladolid y para la obtención y logística de la biomasa necesaria para su funcionamiento se crearán 40 puestos de trabajo directo y 20 puestos de trabajo indirecto en el mundo rural de la comunidad autónoma.

Durante su intervención, Juan Carlos Suárez-Quiñones ha agradecido al Ayuntamiento de Valladolid porque se ha logrado "una importantísima colaboración y rapidez" por parte del Consistorio en las diferentes figuras jurídicas que se necesitan para su implantación.

Las ventajas para los futuros usuarios son la usencia de equipos propios de producción de calor y chimeneas por lo tanto cero averías, reposiciones, riesgos de combustión, ruidos y vibraciones y cero costes de mantenimiento así como un ahorro en factura energética de entre el 30 y 50 por ciento.