2 de abril de 2020
 
Actualizado 17/02/2020 13:29:23 +00:00 CET

La Policía tuvo que disparar al aire para controlar el tiroteo del sábado en Salamanca

Armas y material incautado en la operación por el tiroteo de la calle Limón en Salamanca.
Armas y material incautado en la operación por el tiroteo de la calle Limón en Salamanca. - CNP - Archivo

SALAMANCA, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un agente de la Policía Nacional tuvo que disparar al aire como medida intimidatoria el pasado sábado en la ciudad de Salamanca después de que dos hermanos se acercaran a casa de unos familiares y abrieran fuego contra la vivienda, en al menos dos ocasiones, una refriega que continuó instantes después cuando las personas que estaban dentro y otros allegados fueron al lugar donde viven los autores del disparo para ajustar cuentas.

Tras el operativo de seguridad y la investigación iniciada, la Policía ha detenido a los dos jóvenes de 31 y 47 años que, presuntamente, dispararon inicialmente y a una joven de 25 años que, en los registros posteriores, trataba de ocultar un arma cargada además de balanzas de precisión, como las utilizadas en la venta de drogas.

Según fuentes de la Comisaría Provincial, la Policía Nacional, con la colaboración de Policía Local, han detenido a tres personas, han practicado cuatro registros domiciliarios y han intervenido tres armas de fuego, munición, un teléfono móvil y cinco balanzas de precisión, entre otros efectos.

Inicialmente, agentes de dotaciones policiales, tanto de Policía Nacional como de Policía Local, acudieron en la tarde del pasado sábado a la calle Limón, en el barrio Pizarrales, al tener conocimiento por denuncia de una mujer que dos de sus hermanos habían efectuado disparos contra la fachada de una vivienda, en la que se encontraba su pareja junto con su hija y otros miembros de la familia.

De forma inmediata y tras conocerse la identidad de los presuntos agresores y de la denunciante, por constar "rencillas familiares" entre ellos y sus allegados, la Policía estableció un operativo de seguridad y prevención, tanto en el domicilio de la calle Limón como en aquellos en los que tienen fijada su residencia los presuntos agresores.

Como resultado del operativo, los agentes conocieron que los residentes en el domicilio objeto de los disparos y otros familiares y allegados habían salido con dirección a la Plaza José Paz Maroto, donde viven los dos presuntos autores de los disparos y donde se habían refugiado.

Los agentes necesitaron tomar medidas que evitaran el intento de entrar en la vivienda, máxime cuando los dos varones podían estar armados y en previsión de resultados lesivos graves, por lo que fue necesario incluso que uno de los agentes realizara un disparo intimidatorio al aire, lo que permitió frenar la tentativa de acceso a la vivienda y que se disolviera el grupo, compuesto por unas 25 personas.

INVESTIGACIÓN Y DETENCIONES

Los agentes presentes en el lugar de los hechos, una vez resuelto el posible enfrentamiento, lograron que los dos varones se entregaran, al tener la seguridad de que no corrían peligro, y procedieron a su detención.

La investigación ha permitido constatar que se produjeron dos disparos con arma de fuego en la calle Limón, donde los expertos han podido recoger uno de las vainas de los proyectiles percutidos, que impactaron en la puerta y en una de las ventanas de la vivienda, situada en la planta baja.

El operativo de prevención y seguridad permaneció durante varias horas y, en su transcurso, una mujer que está relacionada con uno de los detenidos tuvo un enfrentamiento verbal con un agente de la Policía Local, al que recriminó las molestias que le estaban causando con su manera de actuar, por lo que se procedió a su identificación.

Esta mujer posteriormente fue detenida al observar que salía de uno de los domicilios de la Plaza José Paz Maroto, que estaban siendo objeto de control, al llevar entre sus ropas una pistola con cargador y un cartucho modificado en la recámara -el arma estaba amartillada-, además de cinco balanzas de precisión.

En el transcurso de la investigación practicaron cuatro registros domiciliarios, uno en la calle La Luz y tres más en domicilios de la Plaza José Paz Maroto, viviendas donde residen o que tienen relación con los implicados en los hechos.

Como consecuencia del operativo, además de la pistola y las balanzas encontradas en poder de la detenida, la Policía Nacional ha intervenido dos vehículos en los que los presuntos agresores llegaron a la calle Limón, dos pistolas con cargadores y munición, un teléfono móvil y pequeñas cantidades de sustancias estupefacientes, como presunta actividad delictiva que desarrollan los detenidos y que "podría ser el detonante de las rencillas familiares causa de los hechos".

Los detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia y continúa la investigación abierta para la realización de pruebas periciales y otras diligencias para el esclarecimiento de los hechos.

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    El DAO de la Policía da positivo en Covid-19, como antes el de la Guardia Civil y Fernando Simón

  2. 2

    Aprobado un subsidio de 439 euros para temporales que queden en paro durante el estado de alarma

  3. 3

    Einstein tenía razón sobre la luz, incluso a las más altas energías

  4. 4

    Trece comunidades autónomas deciden aplazar a 2021 las oposiciones docentes previstas este año

  5. 5

    ¿A qué hora se estrena la 4ª temporada de La casa de papel en Netflix?