PP de Valladolid afirma que las inversiones previstas en el Presupuesto de 2018 se incumplirán "como en años anteriores"

Actualizado 29/12/2017 11:37:46 CET

VALLADOLID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Valladolid ha asegurado este viernes que las inversiones que ha incluido el equipo de Gobierno en el Presupuesto para 2018 no se cumplirán porque ocurrirá "como en años anteriores", en los que considera que el alcalde, Óscar Puente de "no hacer ninguna de las inversiones que prometió desde que empezó a gobernar".

En un comunicado recogido por Europa Press, los 'populares' de Valladolid han acusado al equipo de Gobierno "tripartito de izquierdas" que lidera Puente ha "tomado el pelo" a los vecinos y que tiene la "lista de incumplimientos más larga de la historia municipal" y seguirá creciendo hasta las próximas elecciones.

El PP municipal considera que "la presentación del proyecto de presupuestos municipales para 2018 el día de los Santos Inocentes, ya demuestra ser una broma de mal gusto para los vecinos, al contener múltiples inexactitudes y medias verdades, cuyas inversiones propuestas, como todos los años anteriores, van a volver a incumplir".

Así, han citado como "promesas incumplidas" en estos dos años y medio algunos proyectos para los que no existe presupuesto ni proyecto aún, como la "reforma del Paseo de Zorrilla", el parque natural del Cerro de San Cristóbal, la reforma de la plaza de San Pablo, el Centro de Congresos de la Feria de Valladolid, o los nuevos accesos del parking de la Plaza Mayor, que se encuentra en fase de adjudicación de la redacción del proyecto.

También han recordado la situación de la Ciudad de la Justicia, "embarrancada en recursos de los propietarios sin que puedan facilitar el suelo al Ministerio de Justicia desde hace 3 años".

Además, citan "promesas" que ya figuran en el presupuesto de 2018, como el paso subterráneo para peatones en la plaza de Rafael Cano, o que incluso ya han comenzado las obras este ejercicio, como la reforma de la barriada de 29 de octubre, que afirman que está "sin empezar y sin constructor contratado en su mayor parte".

Asimismo, se han referido a "proyectos importantísimos para la ciudad que también están estancados", como es el caso de la reforma del PGOU, "que ha sido devuelto a corrales por no gustarle a nadie en la ciudad y contar con múltiples informes negativos y el Plan de Movilidad, el famoso Pimussva, que desde el inicio de la legislatura está bloqueado sin que se haya podido aprobar".

El Grupo Municipal Popular no entiende cómo "Puente puede colgarse medallas y criticar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cuando el que vende crecepelo es el alcalde de Valladolid".