Publicado 03/12/2021 12:51CET

Puente mantiene que no es partidario de restricciones pero sí del certificado COVID y una vida "lo más normal posible"

El alcalde de Valladolid, en el autobús propulsado por hidrógeno que se ha probado esta semana.
El alcalde de Valladolid, en el autobús propulsado por hidrógeno que se ha probado esta semana. - EUROPA PRESS

VALLADOLID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha reiterado este viernes que no es partidario de que se impongan de nuevo restricciones ante el incremento de la incidencia del COVID-19, pero sí de aplicar el 'certificado COVID' para acceder a determinados lugares, lo que permitiría mantener una vida "lo más normal posible" y animaría a vacunarse a personas que no lo han hecho.

Así lo ha señalado Puente este viernes al ser preguntado por el incremento en las últimas semanas tanto de los contagios por COVID-19 como de las hospitalizaciones, si bien ha recalcado que para la toma de decisiones ya no se debe mirar "exclusivamente" la cifra de incidencia, sino que considera que "el dato" es la ocupación hospitalaria.

Puente ha mantenido, como ya señaló hace una semana, que no es partidario de restricciones en sectores como la hostelería, pero sí que apoya la implantación del certificado COVID, que como ha recordado "se exige en muchos países de la Unión Europea" y en su opinión puede hacerse en España.

Así, frente a una incidencia acumulada de 341 casos por 100.000 en la ciudad Valladolid --la tercera más alta entre las capitales de provincia aunque con datos muy similares a León y Burgos--, los ingresados en UCI, como ha subrayado Puente son en torno al 10 por ciento de la cifra máxima registrada a lo largo de la pandemia (105).

Cabe apuntar que actualmente hay 13 pacientes ingresados con COVID en las UCI del Río Hortega y el Clínico, cuando hace una semana había ocho. El máximo de ingresados críticos en la 'quinta ola' se dio a primeros de agosto con 27 y en toda la pandemia la cifra más alta es de 107 el pasado 1 de febrero.

Y además, el alcalde socialista ha recalcado lo "relevante" de la vacunación, que ha incidido "decisivamente" en que las personas inmunizadas "no tengan síntomas graves, no vayan a la UCI y no fallezcan" y que la cifra de hospitalizados críticos "entre personas no vacunadas" es "infinitamente superior" a las personas vacunadas.

Por ello, ha insistido en mantener la apuesta por la vacunación y por la tercera dosis, ya que afirma que "otorga unos mecanismos de defensa muy superiores a los de la segunda y la primera", pero no es partidario de restricciones ya que las cifras hospitalarias actualmente son "razonables" y "muy inferiores a anteriores olas".