Actualizado 18/03/2021 13:33 CET

Satse inicia negociaciones con la Junta pero mantiene la huelga hasta un acuerdo

La secretaria general de Satse en Castilla y León, Mercedes Gago, a las puertas de la Consejería de Sanidad.
La secretaria general de Satse en Castilla y León, Mercedes Gago, a las puertas de la Consejería de Sanidad. - EUROPA PRESS

   VALLADOLID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El sindicato de enfermería Satse ha suspendido sus movilizaciones, entre ellas la manifestación prevista para este jueves, pero mantiene la huelga ante el inicio de negociaciones con la Junta de Castilla y León para abordar las retribuciones del sector, que se encuentran a la cola de España.

   Así lo ha señalado la secretaria de Satse en Castilla y León, Mercedes Gago, momentos antes de entrar a una reunión en la Consejería de Sanidad, ante la que estaba prevista una manifestación al mediodía de este jueves y que se ha suspendido tras la convocatoria a este encuentro.

   "Por una vez Junta sí tiene intención negociar y llegar a un acuerdo", ha asegurado en declaraciones recogidas por Europa Press Gago, quien ve probable alcanzar un acuerdo o un principio de acuerdo para seguir trabajando en el mismo, aunque hasta que no lo haya no desconvocarán la huelga prevista entre los días 22 y 25 de este mes.

   Mercedes Gago ha recordado que su reivindicación siempre ha sido que las enfermeras de Castilla y León no fueran las últimas de España en cuanto a retribuciones, ya que en esta materia se encuentran a la cola en el país, en el puesto 19, por detrás del resto de comunidades y de Ceuta y Melilla.

   La responsable de Satse ha aclarado que lo que reclaman es ir a la media de retribuciones porque hay comunidades que cobran 600 euros más que Castilla y León, entre ellas Murcia, Navarra y País Vasco, pero entienden que la situación económica en la región no permitiría eso, por lo que se centran en alcanzar la media de las retribuciones del país, situarse en torno al octavo puesto.

   El sindicato ha critica en diversas ocasiones que la Junta "expulse" fuera de la Comunidad a cientos de profesionales de enfermería jóvenes que no ven futuro aquí debido a las retribuciones que se les ofrecen.

BAJAS RETRIBUCIONES

   Según Satse, solo el 20 por ciento de las 750 enfermeras y enfermeros que se graduaron el pasado año en las facultades de Castilla y León se han quedado a trabajar en la Comunidad porque prefieren marcharse a otras regiones para lograr un contrato más estable y unas condiciones retributivas que en tierras castellanoleonesas no van a conseguir.

   Por eso, el sindicato exige que se retribuya "justamente" el trabajo de estos profesionales, de forma acorde a su titulación, ya que son graduados universitarios con una alta especialización.

   "La Junta de Castilla y León quiere enfermeras especializadas y con una alta cualificación, que estas profesionales han demostrado durante la pandemia, pero sin embargo, no quiere pagar esa alta cualificación, lo que empuja a la salida de las enfermeras hacia otras comunidades", ha señalado el sindicato en un comunicado, en el que además ha destacado la falta de profesionales con bolsas agotadas durante la pandemia.

   Además, Satse ha incidido en que, con la bajada de retribuciones que se produjo en 2010, los empleados de la Junta de Castilla y León que más pérdida sufrieron fueron los del grupo A, titulados universitarios y en concreto las enfermeras, pero esa pérdida no se ha recuperado.

   Asimismo, ha advertido de que el 40 por ciento de las enfermeras de Castilla y León se jubilará en seis o siete años, por lo que esta pérdida de efectivos enfermeros en la Comunidad va a condicionar la asistencia que se pueda ofrecer, ya que, generalmente, las enfermeras que se van ya no vuelven y cada vez hay menos enfermeras en la Comunidad, con lo que la carga de trabajo aumenta para el resto de profesionales enfermeros.