Siete denuncias administrativas por uso de combustibles no aptos para su quema

Publicado 20/03/2019 9:23:46CET

VALLADOLID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

La primera fase de intensificación de la "Operación Aire 2019" para el control del combustible utilizado en calderas de calefacción industrial se ha saldado con un total de siete denuncias administrativas por el uso de combustibles "no aptos" para su quema, como maderas con
barnices o plásticos.

Esta Operación, que continuará activa durante todo el año, coree a cargo de la Guardia Civil y de personal de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente que en esta primera fase han realizado un total de 141 controles y la detección de esas siete instalaciones industriales ubicadas en las provincias de León, Salamanca, Valladolid y Zamora que utilizaban combustibles no autorizados.

En concreto, la primera fase se ha llevado a cabo del 21 de enero al
28 de febrero en todo el territorio de la Comunidad Autónoma donde se intensificaron los servicios de vigilancia e inspección en instalaciones
industriales susceptibles de utilizar como combustible de calefacción restos de biomasa tratada con pintura, barnices, plásticos y otras sustancias utilizadas en la agricultura y la automoción como los aceites quemados.

Según ha recordado la Guardia Civil a través de un comunicado de prensa recogido por Europa Press, la incineración de este tipo de combustible, que está prohibida por la normativa de residuos, provoca "emisiones muy contaminantes" con "importantes repercusiones" para la salud de las personas y para el medio ambiente.