Un total de ocho viviendas se incorpora al parque público de alquiler social en Burgos

Suárez-Quiñones, en Burgos.
EUROPA PRESS
Publicado 26/11/2018 10:43:44CET

BURGOS, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un total de ocho viviendas se ha incorporado al parque público de alquiler social en Burgos a través del programa 'Rehabitare' y un convenio específico con el Arzobispado de Burgos, según ha explicado este lunes el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

Suárez-Quiñones, quien ha firmado con el arzobispo de Burgos, Fidel Herráez, un protocolo de colaboración para rehabilitar viviendas en desuso y destinarlas a alquiler social, ha explicado que la política de vivienda del Gobierno autonómico se sustenta en las ayudas al alquiler, la rehabilitación y el parque público de alquiler social.

Asimismo, ha destacado que este tipo de acuerdos se enmarcan, además, en el marco de actuación del Diálogo Social, que representa una de las "señas de identidad" del Gobierno de la Comunidad.

Mediante el protocolo suscrito, la Junta y el Arzobispado de Burgos pretenden recuperar aquellas viviendas de propiedad de la Iglesia que sean aptas para destinarlas a alquiler social y que, por su localización, permiten contar con todo tipo de servicios.

Con esta firma, la Junta de Castilla y León y el Arzobispado de Burgos impulsarán la rehabilitación de cuatro viviendas por un importe total de 200.000 euros, de tal modo que en cada uno de los inmuebles se inviertan 50.000 euros para su recuperación.

La vigencia de este protocolo comienza desde el mismo momento de la firma y finaliza a los cuatro años, con la posibilidad de poderlo prorrogar mediante el acuerdo unánime de las partes, por otro periodo de cuatro anualidades.

'REHABITARE'

El consejero de Fomento y Medio Ambiente ha aprovechado su presencia en la provincia de Burgos para firmar acuerdos en esta misma línea, por importe total de 199.000 euros, con los ayuntamientos de Castrojeriz, Regumiel de la Sierra, Villegas y Cilleruelo de Abajo, con los que se sumarán otras cuatro vinendas al parque de alquiler social de Burgos, donde trece han sido rehabilitadas a través de 'Rehabitare'.

A través del programa 'Rahabitare', se optimizan este tipo de infraestructuras existentes, a la vez que se evita el deterioro del patrimonio inmobiliario, de manera que se consigue dicha optimización.

Mediante la firma de estos convenios, la Junta ha incorporado nuevas viviendas al parque público de alquiler social hasta alcanzar la cifra de 233 en la provincia de Burgos y 1.955 en el conjunto de la Comunidad.