Actualizado 04/09/2012 21:44 CET

Uminsa denuncia que son 200 mineros los que mantienen el paro "coaccionando" con piquetes a otros 600 trabajadores

LEÓN, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La empresa 'Unión Minera del Norte', Uminsa, del grupo empresarial de Vitorino Alonso, ha denunciado este martes las acciones emprendidas por "apenas 200 trabajadores" que han impedido el acceso al trabajo "a unos 600 de los cerca de dos millares" llamados a secundar la huelga, lo que está provocando la paralización de los cielos abiertos, la mina de interior de Santa Cruz y las subcontratas de transporte.

Según ha señalado la empresa minera en un comunicado recogido por Europa Press, un grupo minoritario de trabajadores, que no llega al 10 por ciento y que está manteniendo dicho paro "mediante la coacción a través de piquetes", va en contra de la voluntad de la mayoría de empleados expresada a través de las votaciones realizadas en los distintos centros de trabajo.

Por ello, el Grupo Alonso ha recordado que las consecuencias de dichas acciones "agudizan la situación de emergencia" que atraviesa la empresa en estos momentos y perjudican al conjunto de trabajadores, quienes "deberán hacer esfuerzos" para paliar, en la medida de lo posible, la situación que atraviesa el sector.

Del mismo modo, han recordado que los ajustes salariales "vienen motivados" por el "drástico" recorte de suministros y ayudas "impuesto" por el Gobierno.

Ante este escenario, el pasado viernes los huelguistas solicitaron la mediación de la Subdelegación de Gobierno, en virtud de la cual la empresa proponía a los trabajadores que aceptaran el sistema de trabajo a turnos notificado durante el periodo de consultas hasta el día 31 de diciembre, fecha en la que las partes, en función de las circunstancias, podrían modificar o mantener las posibles condiciones notificadas.

En este sentido, Uminsa ha destacado en relación a la propuesta de aumento jornada que fueron los propios trabajadores quienes plantearon esta vía como la fórmula más adecuada para recuperar los jornales perdidos por el sistema de turnos establecido, de tal forma que la empresa no ha impuesto, en momento alguno, la exigencia de que se aumente la jornada.

Por otra parte, la empresa ha insistido en que es "inasumible" el abono de ningún tipo de plus de festivo más allá del abono de las horas trabajadas, puesto que sería "un contrasentido dada la difícil situación que atraviesan las empresas".

Por todo ello, y teniendo en cuenta que los trabajadores han decidido plantear un conflicto colectivo contra la modificación de las condiciones de trabajo en el cielo abierto y mientras se alcanza una solución por vía judicial, Uminsa ha instado a que se desconque la huelga a la espera de "la sentencia que resuelva el conflicto".