Publicado 18/06/2021 15:25CET

Valladolid avanza con Valencia y Vitoria en el trabajo para captar fondos europeos para un proyecto de transporte urbano

Reunión entre el alcalde de Valladolid, Óscar Puente (izda), y el de Valencia, Joan Ribó (dcha).
Reunión entre el alcalde de Valladolid, Óscar Puente (izda), y el de Valencia, Joan Ribó (dcha). - AYUNTAMIENTO DE VALLADOLID

VALLADOLID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, ha mantenido una reunión este viernes con su homólogo de Valencia, Joan Ribó, en la que ha explicado que han trabajado en el proyecto conjunto para obtener fondos europeos de recuperación en materia de movilidad urbana que tienen en marcha estas dos ciudades junto a Vitoria y la empresa privada de vehículos de transporte de pasajeros Irizar.

Así lo ha señalado el alcalde vallisoletano en declaraciones remitidas a los medios de comunicación y recogidas por Europa Press, en las que ha destacado el hecho de que una ciudad grande como Valencia "mire" a Valladolid para poner en marcha proyectos comunes.

Uno de ellos se dirige a la captación de fondos europeos de recuperación en materia de movilidad urbana mediante una alianza entre tres ciudades como Valencia, Valladolid y Vitoria, y con la empresa Irizar, dedicada principalmente a la fabricación de autobuses.

Este ha sido uno de los aspectos en los que han trabajado ambos regidores durante la reunión celebrada en la capital valenciana este viernes y que ha tenido aproximadamente una hora de duración.

Además, Puente y Ribó han analizado la agenda de asuntos a tratar en torno a otro proyecto conjunto, en este caso para convertir a ambas capitales en 'ciudad misión' para los fondos europeos ordinarios.

El encuentro, ha subrayado Puente, ha sido "cordial y productivo" y ha incidido en la importancia de colaborar entre ciudades y, "de esta manera", que ambas se fortalezcan, ya que considera que cuentan con estrategias "en común en muchos aspectos".

Esa colaboración es oportuna en un momento como el actual, dentro del proceso de captación de fondos europeos, para el cual el alcalde socialista entiende que es una "estrategia inteligente, que demuestra que las ciudades colaboramos y no tratamos de competir, sino de apoyarnos".