Actualizado 18/04/2020 21:15 CET

El Consell General de Andorra aprueba nuevas medidas para paliar la crisis del coronavirus

Los parlamentarios andorranos guardan un minuto de silencio por las víctimas del coronavirus al iniciar la sesión del Consell General d'Andorra el 18/4/2020
Los parlamentarios andorranos guardan un minuto de silencio por las víctimas del coronavirus al iniciar la sesión del Consell General d'Andorra el 18/4/2020 - CONSELL GENERAL D'ANDORRA

Los socialdemócratas se abstienen y defienden que las cargas no son equitativas

ANDORRA LA VELLA (ANDORRA), 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Consell General de Andorra (parlamento) ha aprobado este sábado, con la abstención del Partit Socialdemòcrata (principal grupo de la oposición), el segundo paquete de medidas para paliar la crisis social y económica derivada de la emergencia sanitaria del Covid-19, que incluye los ERTE.

El jefe de Gobierno, Xavier Espot, ha defendido que el objetivo de esta segunda ley de medidas urgentes y excepcionales tiene el doble objetivo de mantener el tejido empresarial y los puestos de trabajo del país, y que las medidas se basan en los principios de corresponsabilidad y proporcionalidad.

Espot también ha manifestado que es "un texto necesario, que pone las herramientas para evitar que la crisis, que ahora se debe a un factor exógeno, se convierta en una crisis sistémica".

Asimismo, ha valorado que "hacer oposición es legítimo" pero que la situación excepcional actual requiere unidad; así, ha pedido lealtad mutua al líder de la oposición, al presidente del grupo parlamentario socialdemócrata, Pere López, que ha replicado que "el debate político nunca sobra" y que él cree en el diálogo.

El grupo socialdemócrata había llevado al pleno 37 enmiendas, alegando que hay que pedir un mayor esfuerzo a quien tiene más y que "el reparto de las cargas no es equitativo".

Desde el otro grupo de la oposición, Terceravia --que ha votado a favor de la ley y se ha abstenido en todas las enmiendas socialdemócratas--, su líder parlamentario, Josep Pintat, ha dicho que "hay que controlar dos tsunamis", uno sanitario y el otro económico, y a su juicio escapa de la política.

Pintat ha afirmado que se deberán adoptar más medidas, ya que con las aprobadas no será suficiente para superar la crisis, y ha propuesto que los cargos políticos sirvan de ejemplo y sean los primeros en bajarse el sueldo --la ley aprobada ahora da 15 días para presentar un nuevo texto que rebaje las retribuciones de los representantes políticos--.

DEFENSA DE LAS MEDIDAS

Los grupos que apoyan al Gobierno han defendido el texto y han pedido unidad, reprochando a los socialdemócratas la abstención y las críticas de falta de diálogo.

Así, la presidenta suplente del grupo Demòcrata --grupo mayoritario--, Mònica Bonell, ha manifestado que su objetivo prioritario es "que los trabajadores pierdan el menor poder adquisitivo posible".

Bonell ha defendido que el texto se ha trabajado desde el consenso y que se han hecho diversas reuniones, y ha añadido: "Lamento todo lo que he podido leer del Partit Socialdemòcrata".

El presidente del grupo parlamentario liberal, Ferran Costa, ha asegurado que la ley representa una medida proporcionada que sirve a la "supervivencia del país".

Asimismo, Costa ha expuesto que en el trabajo en comisión de la ley se habían propuesto transacciones que habían sido rechazadas por los socialdemócratas.

Y el presidente del grupo de Ciutadans Compromesos, Carles Naudi,
ha afirmado: "En días de tristeza, pensamos que hace falta mucha más unidad", y ha opinado que la ley aprobada es justa, equitativa y equilibrada.

MÁS DE 700 AFECTADOS

El total de afectados por el coronavirus asciende a 704 personas, de las cuales se consideran curadas 205; se han producido un total de 35 defunciones, por las que se ha guardado un minuto de silencio al inicio de la sesión parlamentaria.

En el hospital hay ingresados 36 pacientes, 19 de ellos en la UCI; 14 pacientes requieren de ventilación mecánica, y los extubados evolucionan correctamente, según ha informado el ministro de Salud, Joan Martínez Benazet.

Para leer más