Actualizado 13/03/2012 20:12 CET

300 interinos de prisiones se manifiestan por el recorte del 15% de jornada y sueldo

BARCELONA, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

Unos 300 trabajadores interinos de prisiones --psicólogos, juristas, educadores sociales-- se han manifestado este martes desde la Consellería de Justicia hasta el edificio de la Dirección General de Función Pública en plaza Catalunya de Barcelona, cortando el tráfico a su paso, para protestar por el recorte del 15% de la jornada laboral y la retribución.

La marcha la han encabezado representantes de los sindicatos de prisiones Csif, Catac, UGT y CC.OO. luciendo una pancarta con el lema 'Menos 15% tratamiento es igual a más del 15% de víctimas', en referencia al impacto que puede generar esta medida en el tratamiento de los presos.

Según ha declarado a Europa Press el psicólogo interino de Quatre Camins, José Antonio Rubio, este recorte, que incluye la ley de acompañamiento y que se votará este miércoles en el Parlament, ahorrará recursos solo a corto plazo.

Ha manifestado que se reducirán los programas de rehabilitación, por lo que habrá menos presos que puedan acceder a un tercer grado, cuyo coste --9.000 euros-- es menor para la administración que un preso en régimen ordinario --27.000 euros--.

"Si les dedicamos menos tiempo --de 7,5 a 6,5 horas-- las posibilidades de reinserción disminuirán", ha lamentado Rubio.

Los representantes sindicales, arropados por los interinos, han subido al edificio de Función Pública, donde les ha recibido la subdirectora de relaciones sindicales y recursos humanos, Pilar Sorribas, que se ha comprometido a ponerse en contacto con su superior para trasladarle la inquietud de los interinos de prisiones.

Este miércoles a las 16 horas se concentrarán ante las puertas del Parlament, donde se votará la citada ley, para presionar hasta el último momento.

Según fuentes sindicales, este martes el PP catalán se ha sumado al resto de grupos parlamentarios que ya se habían comprometido con la propuesta --excepto CiU-- para apoyar la modificación de la enmienda que excluye a los interinos penitenciarios y les recorta jornada y retribución, y que ha movilizado de nuevo las últimas semanas al colectivo penitenciario.