Alcaldes y diputados de Lleida y Aragón reclaman al Estado traspasos de carreteras de la CHE

Publicado 25/04/2016 20:14:51CET

Son vías muy utilizadas por agricultores y ganaderos para acceder a sus explotaciones

LLEIDA, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

Alcaldes y diputados de Huesca y Lleida del PSC-PSOE, ERC y Comú-Podem, reunidos en Gimenells (Lleida) han reclamado este lunes la creación de una comisión para tratar el traspaso de carreteras y caminos de titularidad de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) a las comunidades autónomas o a las diputaciones correspondientes.

El alcalde de Alcarràs, el republicano Miquel Serra, ha vuelto a reivindicar, junto con alcaldes otros municipios limítrofes, la necesidad del traspaso de las carreteras y caminos titularidad de la CHE, acompañado de una dotación presupuestaria, para adecuarlos en función del volumen económico de estas localidades, que suman cerca de 20.000 habitantes.

Serra ha recordado que se trata de vías de comunicación muy utilizadas por agricultores y ganaderos para acceder a sus explotaciones, según un comunicado del Ayuntamiento.

Serra ha comparado las "inversiones millonarias" que se han hecho desde el Estado con el alta velocidad con la carencia de inversiones hechas en caminos y carreteras de CHE y ha asegurado que el Ayuntamiento de Lleida se ha sumado a sus reivindicaciones para estar junto a los alcaldes de Sucs y Raimat.

El 13 de abril pasado los alcaldes de las poblaciones de Alcarràs, Gimenells y el Pla de la Font, Zaidín, Sucs y Raimat entregaron al presidente de CHE, Raimundo Lafuente, unas 1.300 firmas de vecinos de estas localidades, así como las mociones aprobadas a los respectivos consistorios reclamando una solución definitiva en el mal estado que presentan las carreteras y caminos de CHE en el Bajo Segre.

El presidente de CHE ya emplazó los alcaldes a trasladar sus reivindicaciones a la comisión mixta Sido-Generalitat, alegando que el organismo no dispone de los recursos necesarios para poder reparar estas carreteras y caminos.

Las poblaciones afectadas destinan globalmente más de 40.000 euros anuales para reparar como pueden estas carreteras y caminos, ante la carencia de actuación por parte de CHE, según Serra.

Los alcaldes aseguran que la última intervención de Confederación Hidrográfica del Ebro para "remendar" los agujeros de estas vías fue en 2011.