Actualizado 29/06/2010 00:44 CET

Ángel Simón (Agbar) y Antoni Massanell (La Caixa) entran en el comité ejecutivo de la Cámara de Barcelona

El nuevo pleno de la Cámara de Barcelona
CÁMARA DE BARCELONA

BARCELONA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Agbar, Ángel Simón, y el director general adjunto de La Caixa, Antoni Massanell, se incorporaron al comité ejecutivo de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Barcelona, cuyo pleno se constituyó hoy, y reeligió a Miquel Valls como presidente por tercer mandato consecutivo.

Simón ocupará la vicepresidencia tercera, mientras que Josep Manuel Basañez será el primer vicepresidente y Josep González (Pimec), será el vicepresidente tercero de la corporación durante los próximos cuatro años.

Los siete vocales serán, además de Massanell, Maria Àngels Agulló, Maria Teresa Bassons, Joan Gaspart, Oriol Guixà, Enric Lacalle y Josep Morell. El nuevo tesorero de la Cámara de Barcelona será Josep Cercós.

Los 69 miembros del pleno que revalidó a Valls en el cargo y escogieron a los once miembros de la ejecutiva salieron de las elecciones celebradas en mayo, que dieron una contundente victoria a los candidatos sectoriales favorables a la continuidad del presidente.

En el nuevo plenario ganan peso los servicios y se produce una renovación del 47% de las empresas representantes de cada sector de la economía barcelonesa. Entre los cambios más significativos destaca un joven empresario independiente, de la empresa Temsa-Dos, que desbancó al promotor y presidente de la Asociación de Promotores de Barcelona (APCE), Enric Reyna.

Los comicios estuvieron marcados por la aparición de sectores críticos con el funcionamiento de la Cámara de Barcelona. La asociación de empresarios Implicat y el Centre Català de Negocis (CCN) presentaron hasta 15 candidatos para representar a varios sectores, pero finalmente todos fueron derrotados.

Sin embargo, el CCN presentó hace unas semanas un recurso de alzada para impugnar el proceso electoral y la Conselleria de Innovación, Universidades y Empresa lo admitió a trámite y tiene tres meses para pronunciarse, algo que no alterará el calendario para nombrar a Valls y al nuevo consejo ejecutivo de la Cámara.

La organización aseguró que en el voto por correo --que supone el 90% de los votos escrutados-- se vulneró la legalidad, lo que hace inválido el resultado de las elecciones por el peso que tuvo este voto en el resultado final.