Publicado 31/08/2022 13:07

Dos investigados en Estamariu (Lleida) por un presunto delito de abandono animal

Un agente de la Gurdia Civil junto a la yegua desnutrida hallada en Estamariu.
Un agente de la Gurdia Civil junto a la yegua desnutrida hallada en Estamariu. - GUARDIA CIVIL

El Seprona encuentra tres perros y una yegua desnutridos en una explotación clandestina

LLEIDA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Lleida ha abierto diligencias para investigar a dos personas como presuntas autoras de un delito de abandono animal en Estamariu (Lleida), donde los agentes del Serpona han encontrado una graja clandestina con ganado ovino, caprino y equino en la que había tres perros y una yegua desnutridos.

En un comunicado de la Guardia Civil este miércoles, en la finca "convivían 18 animales de la especie ovina, once de la especie caprina, seis equinos y tres perros en condiciones inadecuadas desde el punto de vista higiénico-sanitario y de bienestar animal".

"Ninguno de los animales tenía comida en los abrevaderos para cubrir sus necesidades, ni tampoco había provisión de alimentos almacenados", ha precisado el cuerpo de seguridad.

La Guardia Civil ha señalado que los responsables mantenían la explotación ganadera de manera clandestina, "ya que no estaba inscrita en el registro de explotaciones ganaderas, no disponían de autorización para el inicio de la actividad y carecían de la autorización ambiental ganadera".

Según sus datos, ninguno de los equinos poseía documento de identificación, y tres de ellos no disponían de sistema de identificación mediante transpondedor.

LESIONES CAQUEXIA EXTREMA

"Los equinos deambulaban por la finca visiblemente desnutridos, encontrándose con peor estado de salud una yegua adulta, la cual padecía lesiones aparentes y caquexia extrema", ha precisado la Guardia Civil.

Sobre los tres perros, ha recalcado que "malvivían atados con cadenas, no figuraban inscritos en el registro general de animales de compañía ni disponían de identificación con microchip, estando extremadamente delgados e infectados por parásitos, incluso con dificultades de movilidad".

Los agentes inmovilizaron los animales en la propia finca, con el requerimiento de ser atendidos por un veterinario especialista para proporcionarles un tratamiento clínico de urgencia.

Contador