Publicado 18/03/2021 20:24CET

Emma Cline imagina el día previo a la sentencia de Harvey Weinstein en su nueva novela

Archivo - La escritora Emma Cline
Archivo - La escritora Emma Cline - RICKY SAIZ/ANAGRAMA - Archivo

El movimiento 'Me too' ha cambiado cosas "toleradas hace solo cinco años", dice

BARCELONA, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

La escritora norteamericana Emma Cline imagina el día previo a la sentencia del juicio a Harvey Weinstein en la novela 'Harvey' (Anagrama), con la que se quiere adentrar en el concepto de autoengaño y la construcción de realidades paralelas a través de la mente del productor cinematográfico.

En rueda de prensa telemática, Cline (Sonoma, 1989) ha dicho este jueves que siempre le ha interesado escribir sobre personajes "con vidas complicadas, confusas y relaciones abusivas" y separarlo de la realidad, y ha querido dejar claro que el Weinstein de su novela, como personaje de ficción, no es exactamente el Weinstein real y que si hubiera escrito sobre el personaje real hubiera hecho un ensayo.

"Siempre pensamos en estos personajes como blanco o negro, pero creo que hay una zona gris que la novela permite explorar", ha añadido.

Ha asegurado que acabó de escribir la novela el mismo día que se conoció la sentencia --fue condenado a 23 años por delitos sexuales--, y ha explicado que se interesó por escribir sobre él cuando leyó artículos sobre cómo afrontaba el fallo, momento en el que decidió escribir esta breve obra que imagina su cambio de ánimo en las 24 horas previas.

Tras adentrarse en la mente de una adolescente en 'Las chicas' --basada en la familia Manson--, Cline se ha imaginado las sensaciones vividas por Weinstein en una mansión de Connecticut, y ha señalado que no ha querido investigar sobre el personaje para poder tejer "licencias narrativas".

"Es mejor no investigar demasiado porque si no uno no puede seguir la idea", ha añadido la autora.

Preguntada por si ello puede banalizar al personaje, Cline ha dicho que lo que puede banalizarlo es pensar que es "un monstruo o el mal en persona porque permite pensar que es muy distinto a todos y uno no se tiene que preocupar".

"Mi sensación a la hora de escribir es que si odias al personaje o es 100% malo no será interesante. Si no, escribirías una historia de cómic", ha subrayado Cline, para quien en la ficción no tiene sentido emitir un juicio moral del personaje.

MOVIMIENTO 'ME TOO'

Ha explicado que mientras escribía el libro no sabía qué iba a pasar con Weinstein y ha admitido que una parte de ella se sorprendió de que fuera condenado porque históricamente alguien como el productor no lo hubiera sido, pero que fue "alentador y reconfortante" que sus actos tuvieran consecuencias.

"El movimiento 'me too' cambió cosas que se habían tolerado hasta hacía cuatro o cinco años y que ahora son un estigma", ha subrayado, y ha añadido que la velocidad del cambio en el discurso en el país fue impactante.

Sin embargo, ha alertado que la sentencia "no resuelve los abusos de poder de hombres a mujeres" y que el problema es mucho más profundo que este personaje de villano.

Ha dicho que con su libro no ha querido "ofrecer justicia" a las víctimas, al considerar que no es el lugar de la ficción al no estar conectados con los personajes reales, y ha dicho sentirse aliviada de no posicionarse como escritora de ficción al no ver que sea su lugar como activista.

Cline ha señalado que no le gusta la tendencia por la que incluso los personajes de ficción "actúen de manera impecable, sin tomar decisiones erróneas", un planteamiento que le resulta extraño y con el que no siente afinidad.

Preguntada por lo que cree que Weinstein pensaría del libro, ha dicho que tiene curiosidad pero que a los narcisistas como él les gusta la atención de cualquier tipo, y ha añadido que le pareció "liberador tener el poder de contar esta historia" como mujer joven.

La editora de Anagrama --que ha publicado la novela en castellano y catalán--, Sílvia Sesé, ha destacado a Cline como una de las nuevas voces narrativas norteamericanas y ha considerado 'Harvey' un "absoluto ejercicio sobre el punto de vista", que no deja indiferente y provoca inquietud en el lector.