Publicado 03/11/2020 18:04CET

ERC niega que Vendrell tuviera influencia en un concurso público de la Conselleria de Salud

El presidente de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià.
El presidente de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià. - EUROPA PRESS

BARCELONA, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, ha negado este martes que el empresario, exconseller y exdirigente de la formación Xavier Vendrell, investigado en la operación Voloh por presunto desvío de fondos al proceso independentista, tuviera influencia en un concurso público de la Conselleria de Salud.

"Pueden seguir con un goteo de montajes y de grabaciones ilegales. Las desmontaremos si hace falta una por una. Todo lo que se ha dicho o insinuado hasta día de hoy es falso", ha afirmado en rueda de prensa.

Sobre la comida que la consellera de Salud, Alba Vergés, compartió el 2 de octubre con Vendrell sobre un concurso al que optaba una de sus empresas y que permanecía en suspenso tras detectarse irregularidades, ha sostenido que ese concurso estaba revocado cuando se produjo ese encuentro.

"No hay ninguna vinculación entre el Departamento de Salud y el señor Vendrell. Cuando se produce este encuentro este concurso está tumbado y, por lo tanto, no hay ninguna opción de nada", por lo que rechaza que la comida entre Vergés y Vendrell pudiera influir en ese concurso público.

Sabrià ha defendido que ERC es "implacable" ante cualquier indicio de corrupción y ha tachado la operación como un montaje de la Guardia Civil para perjudicar al independentismo.

"No hay ningún concierto nuevo en el Departamento de Educación, el concurso de Salud fue revocado, no hay ninguna regularización ni cambio urbanístico en Cabrera de Mar, no hay ninguna relación contractual entre los investigados y el Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias que esté vinculado a la pandemia", ha afirmado.

FORCADELL Y BASSA

Sabrià ha celebrado que el titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 1 de Catalunya haya mantenido el tercer grado de la exconsellera Dolors Bassa y la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, aunque ha advertido de que el Tribunal Supremo todavía debe resolver sobre esta semilibertad.

Pese a aplaudir esta decisión, el dirigente republicano ha apuntado que no es suficiente porque no es la libertad total: "Tenemos que recordar que no es la libertad, que es la única cosa que sería justa".

Para leer más