Actualizado 19/10/2015 14:23 CET

Favb pide colaboración a Mossos y Ayuntamiento contra peleas como la convocada en Nou Barris

BARCELONA, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (Favb) ha pedido este lunes colaboración a los Mossos d'Esquadra y al Ayuntamiento para evitar peleas multitudinarias como la convocada a través de redes sociales hace dos semanas en la plaza Ángel Pestaña del barrio de la Prosperitat del distrito de Nou Barris, que no llegó a producirse por la intervención policial.

La Asociación de Vecinos de la Prosperitat ha pedido en un comunicado una reunión urgente con el responsable de los Mossos d'Esquadra del distrito para aclarar protocolos y formas de actuación, y también un trabajo conjunto que incluya a entidades, al Distrito y al cuerpo policial para desarrollar políticas preventivas.

Ha señalado que el pasado viernes se volvió a convocar otra pelea en la misma plaza y que el cuerpo policial no alertó ni a la asociación de vecinos ni tampoco al Distrito y a la Guardia Urbana, algo que ha lamentado.

Asegura que la pelea no se produjo ni se presentaron los convocados por la presencia policial, y ha afirmado que una escuela recomendó a sus alumnos no salir de casa por petición de los Mossos, hecho que la asociación también ha criticado porque genera "un clima de miedo en el barrio".

"MODA PELIGROSA"

Miembros de la asociación se reunieron la semana pasada con representantes de los Mossos, Guardia Urbana del Distrito y técnicos de prevención para abordar el asunto, en la que reiteraron que el incidente no está vinculado con las bandas.

Acordaron que se debe llevar a cabo un trabajo preventivo para evitar que estas convocatorias se conviertan en una "moda peligrosa", y la asociación propone trabajar con los centros escolares para evitar comportamientos violentos basados en la rivalidad que se exaltan en sistemas comunicativos como juegos y contenidos de la red, según la entidad.

El viernes 9 de octubre los Mossos disolvieron sin que llegara a producirse la pelea multitudinaria convocada en la plaza mediante las redes sociales, a la que asistieron entre 50 y 70 jóvenes de entre 13 y 18 años de distintas zonas de Barcelona y nacionalidades, armados con palos.