Actualizado 26/06/2014 22:10 CET

El Gobierno ampliará en 3.900 millones las entregas a cuenta a las CC.AA. en 2015

Consejo de Política Fiscal y Financiera
EUROPAPRESS

Quitará de la reforma fiscal el punto que eliminaba automáticamente subidas autonómicas del IRPF

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno elevará las entregas a cuenta a las comunidades en 3.900 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,8%, ha informado el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la rueda de prensa tras el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

Ha explicado que se pueden elevar estos anticipos gracias a la mejora de recursos que propiciará la recuperación económica, que permitirá mejorar la financiación autonómica de las autonomías.

Asimismo, ha asegurado que la liquidación de los anticipos concedidos en 2013, que se realizará en 2015, se cerrará con un saldo a favor del Estado de 2.000 millones; en este sentido, ha dicho que algunas comunidades han pedido 10 años para devolver esta cantidad a la Administración Central, pero la decisión no se tomará hasta finales de julio.

En el encuentro también se han aprobado los objetivos de estabilidad de 2014 y el programa de estabilidad correspondiente a 2015-17, aunque con el voto en contra de algunas comunidades: Catalunya, Andalucía y Asturias han votado contra el objetivo del 2014 (1%) y Canarias se ha abstenido; y al votar el plan de estabilidad 2015-17, las cuatro han votado en contra.

Montoro ha agradecido el compromiso adquirido por las comunidades con el déficit y ha asegurado que la reunión de este jueves es una prueba más de ese compromiso.

LA REFORMA FISCAL

Por otro lado, Gobierno y comunidades han hablado del anteproyecto de reforma fiscal que presentó el Ejecutivo el lunes y algunas autonomías han tenido la oportunidad de expresar las dudas que les genera sobre la recaudación.

De hecho, el anteproyecto de ley contenía una disposición adicional que decía que la nueva estructura del IRPF sería de aplicación para todas las comunidades, lo que podría bajar la escala autonómica del impuesto.

Esto es así porque la disposición decía que, si las comunidades no modificaban de nuevo su escala autonómica una vez que entrara en vigor la ley, tendrían que aplicar los nuevos mínimos, tipos y tramos fijados por el Estado.

La disposición afectaba sobre todo a las regiones que habían subido sus tramos autonómicos, como Andalucía, que ejerció esa capacidad normativa cuando aprobó sus propios tramos en 2012.

SE ELIMINA LA DISPOSICIÓN ADICIONAL

Tras las quejas presentadas este jueves en el CPFF por Andalucía y otras comunidades, el Gobierno ha optado finalmente por suprimir la disposición transitoria vigésima octava, por lo que finalmente no anulará las subidas fiscales que aprobaron.

El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ha explicado que se trataba de una disposición técnica, pero que han decidido quitarla para evitar que algunas regiones pensaran que suponía una invasión de sus competencias.

En cualquier caso, Montoro ha confiado en que las comunidades sigan "de motu propio" el camino marcado por el Gobierno, aunque no se lo ha pedido porque respeta completamente la autonomía y la corresponsabilidad fiscal de cada región.

El ministro ha insistido en que la reforma fiscal implica una bajada "ambiciosa" para las rentas medias y bajas y conforma un proyecto político "perfectamente compatible" con la financiación de los servicios públicos.

Para leer más