Actualizado 08/10/2009 14:51 CET

Govern y universidades crearán un consorcio para internacionalizar la marca Universitat de Catalunya

BARCELONA, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Innovación, Universidades y Empresa de la Generalitat y las universidades públicas y privadas catalanas crearán un consorcio para internacionalizar la marca Universitat de Catalunya, en el marco de la reforma de la Ley de Universidades de Catalunya (LEC), de la que hoy se presentó su anteproyecto.

En rueda de prensa, el conseller de Innovación, Universidades y Empresa, Josep Huguet, explicó que en dos meses se creará dicho consorcio, con un primer "círculo" en el que estarán las universidades públicas y el Govern, y un segundo que incorporará al resto de centros "en ciertos aspectos".

Con este consorcio se blindará la marca Universitat de Catalunya hasta que se apruebe la reforma de la LUC --a principios de año--, y que permitirá compartir competencias y ámbitos de gestión. Huguet recordó que las únicas competencias compartidas actualmente son la red de bibliotecas y los servicios informáticos.

El consorcio pondrá en común toda la política de internacionalización de las universidades para que éstas compartan su masa crítica y se presenten en el mundo con más fuerza y visibilidad. "Vamos a vender excelencia: cogeremos lo mejor de cada casa y lo pondremos en el escaparate", resumió. Además, la marca permitirá unificar el trabajo de las universidades en términos de cooperación

A parte de la ley, Huguet recordó que su departamento elabora un mapa de los siete polos tecnológicos y de investigación que hay en Catalunya, para poderlos presentar agrupados en el exterior.

ADAPTARSE AL ESTATUT

La reforma de la LUC es un trámite para adaptarse a la reforma de la Ley Orgánica de Universidades (LOU), la LOM LOU; así como para incorporar aspectos del Estatut y añadir la gestión colectiva en las universidades.

La ley intervendrá en la gobernanza de los centros, al potenciar la figura del rector y del presidente del Consejo Social. Como novedad, el Govern propondrá el presidente del Consejo Social y éste deberá ser ratificado por el Parlament. Ambos deberán comparecer en el Parlament para exponer la evolución de sus centros, donde deberán presentar informes que reflejen el impacto social y científico de sus estudios.

La ley reforzará la importancia de la transferencia de conocimiento a la sociedad y de la investigación aplicada, además de los actuales objetivos de docencia.

La reforma de la LUC incorporará la transparencia, sobre todo, relacionada con la contabilidad analítica en los centros. Con esto, cada universidad deberá responder a unos indicadores que le permitirán autoevaluarse.

Por otra parte, la ley impulsará la mejora del conocimiento de una tercera lengua y revitalizará el programa Serra Hunter de contratación libre para que los centros se esfuercen en la captación de talentos.

El conseller explicó que esta reforma se basa en la Universidad de California y avanzó que el anteproyecto se ha puesto extensamente en común con los rectores de los centros --con los que hay consenso-- y que ya habido contactos con las formaciones políticas, por lo que estimó que a principios de año la ley podría estar lista.