Actualizado 23/07/2012 01:26 CET

El incendio del Empordà calcina 13.000 hectáreas y sigue descontrolado

Incendio en Empordà (Girona)
EUROPA PRESS

Los dos fuegos han empezado cerca de la carretera, según Puig

GIRONA, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

El incendio que afecta a varios municipios del Alt Empordà (Girona) ya ha calcinado cerca de 13.000 hectáreas, sigue descontrolado y se prevé que "presentará seguro dificultades a lo largo de toda la noche".

En declaraciones a los medios de comunicación, el conseller de Interior, Felip Puig, ha asegurado que el incendio, en el flanco que va de Llers hacia Avinyonet, tiene un potencial de arrasar 20.000 o 30.000 hectáreas.

El incendio, en el que trabajan 320 bomberos de la Generalitat sin ayuda de medios aéreos porque el viento les impide volar, ha avanzado a más de seis kilómetros por hora, con llamas superiores a cinco metros, y ha generado focos secundarios "difíciles de seguir", que van más allá de 200 metros.

En el incendio que ha empezado en La Junquera y El Perthus ha muerto un hombre de unos 80 años y han habido un herido grave con el 80% del cuerpo quemado y dos heridos de diversa consideración.

En el incendio de Portbou, que ya ha sido controlado, han muerto un padre de 60 años y su hija de 15 al lanzarse por un precipicio para huir de las llamas, además de cinco heridos graves, dos muy graves y 15 leves.

Los Bomberos trabajan en el flanco izquierdo que va hacia el Alta Garrotxa, y el flanco derecho, hacia la plana del Empordà, que prevén que con las condiciones de viento siguen quemando.

CONFINAMIENTO OBLIGATORIO

El Govern ha decretado el confinamiento obligatorio de todos los vecinos del Alt Empordà y prevé "una noche complicada", sobre todo porque las previsiones meteorológicas prevén que el viento de Tramuntana no amaine hasta este lunes al mediodía.

El conseller ha pedido a la gente que no se desplace ni salga de casa para no bloquear las vías de comunicación por donde circulan los vehículos de emergencias.

Ha explicado que los agricultores están arando varias zonas para dejar cortafuegos que eviten el avance del fuego.

Los municipios afectados, entre ellos Figueres y La Jonquera, han habilitado pabellones municipales y otros edificios para acoger a las personas que hayan quedado bloqueadas por el avance del fuego, además de los desalojados de algunos municipios.

PERSONAS ACOGIDAS

Según el conseller, hay unas 500 personas en Llançà, y también han habilitado equipamientos municipales en Figueres, Roses y otros municipios.

Han quedado cortadas seis carreteras, entre ellas la autopista AP-7, y la línea de tren AVE entre Figueres y Perpignan y la línea Girona-Portbou.

Sobre las causas del incendio, el conseller ha explicado que tanto el incendio de Portbou como el de La Junquera han empezado cerca de carreteras.