La inversión británica en Catalunya se modera desde mediados de 2016

T. Hemmings, J. Alberich y C. Dottie
EUROPA PRESS
Actualizado 23/11/2017 12:06:54 CET

   BARCELONA, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La inversión directa de empresas británicas en Catalunya ha registrado una "cierta moderación" desde mediados de 2016, cuando se realizó el referéndum sobre el Brexit, mientras que la inversión directa de empresas del resto del mundo se ha incrementado en la comunidad autónoma, según el 'Barómetro sobre clima y perspectivas de la inversión británica en España' de la Cámara de Comercio Británica en España.

   El socio de la consultora Afi --que ha elaborado el informe-- José Manuel Amor ha explicado este jueves en la presentación del barómetro en Barcelona que el ritmo de entrada de inversiones británicas en Catalunya se ha moderado en los últimos cuatro trimestres -el estudio analiza hasta junio de 2017--, y ha considerado que no se puede atribuir a la situación política.

   Ha indicado que las decisiones de inversión directa no se toman de un trimestre a otro, por lo que ha descartado una "penalización" a Catalunya por la situación política, aunque ha avisado de que los impactos negativos del conflicto sí se pueden notar dentro de dos o tres trimestres.

   Sin embargo, Amor ha sostenido que Reino Unido es un inversor comprometido con España, por lo que se mantendrá la inversión "más allá de que haya incertidumbre política", ya que la mayoría de las empresas británicas han mejorado considerablemente su percepción del clima de negocios en España en 2017 respecto a 2016.

   Ha destacado que durante el periodo de recuperación económica en España (desde 2013), la inversión británica se ha concentrado en la Comunidad de Madrid (con 4.217 millones de euros), seguido del País Vasco (845 millones) y Catalunya (735 millones) y, por sectores, destacan las telecomunicaciones, la industria del tabaco y la energía.

   En cuanto a la creación de trabajo, la inversión británica en España contribuyó a mantener 183.000 empleos en 2015, y en Catalunya, 36.000.

CÁMARA DE COMERCIO

   El presidente de la Cámara de Comercio Británica en España, Christopher Dottie, ha considerado que Catalunya está muy bien posicionada para atraer inversiones, aunque ha indicado algunas mejoras a llevar a cabo en el conjunto de España, como impulsar un mercado laboral más flexible, mejorar infraestructuras --en especial, el Corredor Mediterráneo-- y mejorar la calidad de la mano de obra, entre otros aspectos, algo en lo que ha coincidido el ministro consejero de la Embajada Británica en España, Tim Hemmings.

   En cuanto a la situación política, Dottie ha afirmado que la incertidumbre "no ayuda" a las empresas a tomar decisiones de inversión, por lo que ha pedido más transparencia y comunicación para que las compañías sepan en qué situación se van a encontrar en los próximos meses y años.

   "Nuestra Cámara es apolítica, no estamos abogando por ningún futuro para Catalunya, pero cualquier situación en que las empresas no saben el futuro es peligrosa para la inversión", ha manifestado.