Actualizado 23/01/2014 14:29 CET

Jean Echenoz se acerca a los soldados de la I Guerra Mundial en '14'

El escritor francés Jean Echenoz
Foto: EUROPA PRESS

BARCELONA, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El escritor francés Jean Echenoz se acerca al "horror, sufrimiento, aburrimiento, hambre, frío y molestias por los parásitos" de los soldados de la Primera Guerra Mundial en su última novela '14'.

   La novela está publicada en catalán y castellano (Anagrama/Raig Verd).

   "Tenía ganas simplemente de tocar cotidianamente un fenómeno monstruoso", ha resumido en rueda de prensa el escritor, que se aproxima al conflicto desde una mirada antiépica, pero con pinceladas de la dureza de aquellos días en el frente.

   La idea de esta obra nació al encontrar entre los papeles familiares del tío-abuelo de su pareja el diario personal de un combatiente francés, que le impulsó a escribir "de forma compulsiva" sobre la guerra, pese a que el diario original estaba fuertemente censurado y lleno de pudor por parte del soldado, y que mayoritariamente hablaba de la climatología con grandes elipsis históricas.

   Es, de hecho, la brutalización y mostruosidad de este conflicto lo que capturó a Echenoz, que es el punto de llegada de la novela, a diferencia del de partida, que es la inocencia con la que arrancó el conflicto, pensando muchos franceses que sería cosa de tres meses: "Había gente que se marchaba contenta a la guerra, subestimando los equipos militares del enemigo".

   Sin embargo, fue un conflicto muy inmovilista y de larga duración, con nuevos protagonistas armamentísticos, como los duelos aéreos, el gas y la artillería más afinada, algo que Echenoz recorre en sus escasas páginas.

   Especialmente, se ha mostrado interesado en mirar a las historias del proletariado y los agricultores, los verdaderos protagonistas del conflicto, y en su convivencia en el frente, con el fin último de elaborar un escenario a base de diferentes personajes: "Lo que era interesante eran las marchas de las tropas", ha insistido.

"EN GUERRA PERMANENTE"

   Sobre el conflicto, y tras sumergirse en una ingente documentación, Echenoz ha lamentado que las razones de la Primera Guerra Mundial son tan numerosas que uno acaba preguntándose si realmente hubo alguna, y que la Primera y la Segunda Guerras Mundiales fueron en realidad una sola separada por dos momentos cruciales: "Estamos en guerra permanente", ha dicho identificándose como pesimista.

   La conmemoración del centenario del inicio de la Guerra Mundial este 2014 ha sido totalmente casual, ya que él cayó en la cuenta de refilón sobre esta efeméride, de la que se están publicando todo tipo de novelas y ensayos históricos en Francia: "Para mi generación, era una historia de batallitas que nos aburría, pero ahora nos damos cuenta de la importancia de este fenómeno".

   "Cuando empecé a escribir hace 35 años, si me hubieran dicho que escribiría sobre la Gran Guerra, no me lo hubiera tomado en serio", ha explicado Echenoz, que ha enumerado entre sus dificultades el hallar un nuevo punto de vista, así como el hecho de abordar un capítulo tan enorme de la historia.

   Sobre el título, Echenoz ha defendido que le pareció idóneo para esta novela, y ha avanzado que, después de diez años de no escribir sobre el tiempo contemporáneo, prepara una novela en la que se notará el cambio registrado por la sociedad en cuanto a la rapidez e invasión de la comunicación.

   El editor, Jorge Herralde, ha celebrado que la novela va por la cuarta edición, ya que se publicó hace tres meses, y que se trata de una obra "espectacular y descomunal", que además tiene un título bonsai para una obra bonsai, ha bromeado.

Para leer más