Publicado 02/03/2021 18:01CET

Jóvenes no acompañados que trabajaron en la campaña agraria 2020 podrán hacerlo este año

La concejal de Comunidad y Agenda 2030 de Lleida, Mariama Sall, y el alcalde, Miquel Pueyo, se han reunido este martes con el director general de Migraciones, Santiago Yerga Cobos y su equipo
La concejal de Comunidad y Agenda 2030 de Lleida, Mariama Sall, y el alcalde, Miquel Pueyo, se han reunido este martes con el director general de Migraciones, Santiago Yerga Cobos y su equipo - AYUNTAMIENTO DE LLEIDA

El alcalde de Lleida pide una regularización de personas migrantes que el Estado rechaza

LLEIDA, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Lleida, Miquel Pueyo (ERC), ha asegurado que el director general de Migraciones, Santiago Yerga, le ha avanzado este martes que los jóvenes extranjeros no acompañados que el año pasado trabajaron en la campaña agraria, podrán trabajar también este año.

"Nos ha asegurado que habrá una modificación en el sentido que aquellos que el verano pasado ya tuvieron un contrato de trabajo podrán tener una continuidad", ha asegurado Pueyo en Madrid, en declaraciones a los medios al finalizar la reunión que ha mantenido con Yerga.

"Me parece, como mínimo, justo, porque estamos hablando de chicos que vinieron siendo menores de edad que ahora ya son mayores de edad y no los enviaremos a un limbo", ha afirmado el alcalde.

También ha pedido al director procesos de regularización dirigidos a personas "que llevan años aquí"; una petición a la que, según Pueyo, Yerga ha respondido que no hay prevista ninguna modificación en la política de extranjería en ese sentido.

"Podríamos tener personas trabajando, teniendo ingresos y viviendo con dignidad y pagando unos impuestos, y tenemos personas que tienen que trampear como pueden su supervivencia", ha recalcado.

El alcalde ha señalado que esta reunión tenía como objetivo pedir que todas las administraciones compartan el esfuerzo para gestionar adecuadamente no solo la campaña de la fruta sino toda la movilidad de personas que se produce en la región frutera de Lleida año tras año.

UN EQUIPAMIENTO PARA 150 PERSONAS

Ha recalcado también que la llegada de temporeros en verano es un asunto de los años noventa del siglo pasado y que el Ayuntamiento de Lleida en 2010 podría haberse acogido a unas ayudas que daba la Generalitat para construir un equipamiento como el que ahora ha planificado el consistorio.

El nuevo espacio estará acabado a finales de 2021 y tendrá capacidad para 150 personas tanto en verano como en invierno, por lo que este año, si llegan personas que no tienen donde alojarse, el Ayuntamiento ofrecerá alojamiento en un pabellón de Fira de Lleida.

Pueyo ha agregado que algunas personas llegan a Lleida a trabajar con capacidad para pagar un alquiler y no lo encuentran, y que hay muchos empresarios que les facilitan un alquiler adecuado y otros que no lo hacen.

Ha insistido en la dificultad que tiene al Ayuntamiento para gestionar el gran número de personas que llegan en verano y ha dicho, dirigiéndose a los periodistas: "Pensad lo que suponen 800 personas en una ciudad de 140.000 habitantes, lo que suponen 40.000 personas en toda la provincia, es como si a Barcelona llegaran 120.000 o 130.000 personas, Barcelona no lo podría gestionar".

Ha defendido que harán "todo lo necesario", pero asegurado que no es únicamente el Ayuntamiento de Lleida el que puede resolver la situación, sino que ha de ayudar el sector agrario, la Generalitat y el Estado, en sus palabras.

Para leer más