Actualizado 05/06/2009 00:25 CET

Mas acusa a Montilla y Zapatero de preocuparse sólo de sus partidos y pide no fiarse

TARRAGONA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El líder de CiU, Artur Mas, acusó hoy al presidente de la Generalitat, José Montilla, y al del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de preocuparse sólo de sus partidos y "bien poco" de Catalunya y España, y pidió a los catalanes que no se fíen de ellos el 7 de junio.

En un mitin en el Puerto de Tarragona ante unas 600 personas, preguntó a Zapatero y a Montilla si pueden estar tranquilos con los gobiernos de izquierdas los cuatro millones de parados que hay en España y el medio millón de Catalunya.

Mas pidió a los catalanes que no confíen en los socialistas el domingo, que no hagan de "mosca incauta de nuevo" en la tela de araña del PSOE, porque después recibirán un "mortal pellizco", como ya sucedió en las pasadas elecciones generales.

También cargó contra Zapatero por la reunión que hoy mantuvo con alcaldes de las grandes ciudades catalanas, lo que consideró una "falta de respeto" teniendo en cuenta que el Estatut dice que los ayuntamientos forman parte del sistema institucional de la Generalitat.

Según él, Zapatero, "por muy presidente que sea y por muy presidente que se crea", debe convocar a los alcaldes con el conocimiento del presidente de la Generalitat, o más bien a través de él.

En este sentido, felicitó al alcalde de Sant Cugat del Vallès, Lluís Recoder, y al presidente de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona, Xavier Trias, por haberse negado a asistir "con un gesto de dignidad y respeto al pueblo de Catalunya". Si Zapatero quiere hacer un seguimiento del plan de inversión local, continuó Mas, que venga después de campaña y convoque entonces a todos los municipios.

El líder convergente recriminó una vez más la campaña electoral de PP y PSOE, "que discuten sobre los Falcon, sobre escoltas y trajes y no sé qué tonterías más", mientras centenares de ciudadanos hacen cola en los comedores sociales.

En este punto, lamentó que no hayan entendido qué es la democracia, que definió como "la confrontación de ideas, de proyectos y de programas", pero no es la bronca, el menosprecio y los insultos, dijo. "Eso no es democracia, es otra cosa, es otra historia diferente", añadió.

En cambio, mientras populares y socialistas se dedican a pelearse, recordó que CiU habla de trenes, porque es la federación, subrayó, la "garantía" de que el Corredor Mediterráneo se podrá construir, pues PP y PSOE han tenido oportunidades de impulsarlo y no lo han hecho.

Y al ministro de Fomento, José Blanco, le dijo: "Si Blanco realmente quiere hacer el Corredor que lo demuestre, porque últimamente lo vemos más pendiente de hablar de soldaditos y escoltas que de jugar con trenes".

También el candidato de CiU a las elecciones europeas, Ramon Tremosa, se refirió a la visita de hoy de Zapatero a Barcelona y a su reunión con alcaldes. Remarcó que el presidente del Gobierno ha venido a Catalunya "como si fuera un cacique que se pasea por sus tierras", como hacía el caudillo en los años 70.

Le recriminó que haya ignorado a la Presidencia de la Generalitat, y auguró que el lunes, "sus palabras se las llevará el viento". Tremosa suspendió a Zapatero como líder para afrontar la crisis, y recordó que incluso el ex presidente Felipe González criticó la gestión socialista en este sentido.