Miquel Valls pide al poder político acuerdos para una economía sostenible a largo plazo

Valls pide al poder político acuerdos estratégicos para una economía sostenible a largo plazo
EUROPA PRESS
Publicado 30/04/2019 14:46:51CET

Natàlia Mas y Jaume Guardiola piden mejorar la calidad del crecimiento económico catalán

BARCELONA, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Cámara de Barcelona, Miquel Valls, ha hecho un llamamiento al poder político a tejer acuerdos estratégicos, en cuestiones como innovación y formación, para conseguir un modelo económico sostenible a largo plazo.

Lo ha afirmado este martes durante la presentación pública del informe de la Cámara 'La economía catalana en el siglo XXI. Balance (2000-2017) y perspectivas (2030)'.

También ha dicho que la transformación del poder productivo es una condición necesaria para la viabilidad de la economía, y ha abogado por construir un futuro para Catalunya en que "el país ofrezca lo mejor de sí mismo".

En la presentación también ha intervenido la secretaria de Economía de la Generalitat, Natàlia Mas; el consejero delegado del Banco Sabadell, Jaume Guardiola, y el director de Estudios Económicos de la Cámara, Joan-Ramon Rovira.

NATÀLIA MAS

Natàlia Mas ha puesto de manifiesto la necesidad de trasladar el tejido productivo catalán hacia ámbitos "de valor añadido" poniendo el foco en elementos como la revolución digital, la transición ecológica y el envejecimiento generacional.

"Hay que definir objetivos estratégicos a largo plazo y consensuados con todos los agentes implicados", y ha llamado a trabajar para que la mejora de la economía se traduzca en una mejora del poder adquisitivo, pasando de un modelo económico extensivo a otro de intensivo, donde la calidad esté por encima de la cantidad.

También ha destacado que las previsiones de la economía catalana son favorables: "Entramos en un ciclo económico donde el aumento de la productividad será un factor clave".

JAUME GUARDIOLA

Jaume Guardiola ha calificado el estudio de "pieza de referencia" que concluye que la economía catalana se ha comportado bien, pero ha incidido en que la calidad del crecimiento no ha sido la que corresponde a la comunidad autónoma.

Ha considerado que no se está extrayendo todo el potencial de la economía catalana y ha erigido a las cámaras de comercio en instrumentos para conseguirlo, además de juzgar muy importante su función de representación empresarial.

Contador