27 de mayo de 2020
 
Publicado 07/05/2020 9:46:29 +02:00CET

El municipalismo catalán defiende una desescalada por regiones sanitarias

Dos voluntarios de la ONG Proactiva Open Arms se dirigen a casa de una trabajadora sanitaria de la Residencia Geriátrica Redós de Sant Pere de Ribes para realizarle un test rápido de Covid-19, en Barcelona/Catalunya (España) a 30 de abril de 2020.
Dos voluntarios de la ONG Proactiva Open Arms se dirigen a casa de una trabajadora sanitaria de la Residencia Geriátrica Redós de Sant Pere de Ribes para realizarle un test rápido de Covid-19, en Barcelona/Catalunya (España) a 30 de abril de 2020. - David Zorrakino - Europa Press

   La ACM y los micropueblos catalanes se muestran contrarios a desconfinar por provincias

   BARCELONA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

   La Associació Catalana de Municipis (ACM) y la Associació de Micropobles de Catalunya se han mostrado contrarios al plan de desconfinamiento por provincias propuesto por el Gobierno ante la epidemia del coronavirus, y han defendido un modelo basado en regiones sanitarias.

   "No nos ponemos al lado de ningún gobierno, ni de la Generalitat ni del Estado, si no al lado de los ayuntamientos; y eso significa apostar por bajar al máximo la escala en el desconfinamiento", ha manifestado a Europa Press el presidente de la ACM y alcalde de Deltebre (Tarragona), Lluís Soler.

   En la misma línea se ha expresado la vicepresidenta de la Associació de Micropobles de Catalunya, Carme Ferrer, alcaldesa de Senan (Tarragona), en declaraciones a Europa Press: "El desconfinamiento no puede ser de otra manera que por regiones sanitarias, porque esta es una crisis sanitaria y así es como hay que gestionarla; si se hace por provincias es absurdo".

   La Generalitat de Catalunya anunció el pasado 3 de mayo que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, había aceptado la propuesta del Govern de hacer el desconfinamiento en Catalunya por regiones sanitarias, en vez de por provincias; pero desde entonces el Gobierno central no ha confirmado que ésta vaya a ser la unidad territorial.

   La consellera de Salud, Alba Vergés, propuso este miércoles que tres regiones sanitarias --Alt Pirineu i Aran (Lleida), Camp de Tarragona y Terres de l'Ebre (Tarragona)-- pasen el próximo 11 de mayo a la fase 1 del plan de desescalada por tener un riesgo epidemiológico bajo; pero la última palabra la tiene el Gobierno del Estado.

UNA REALIDAD ASIMÉTRICA

   El presidente de la ACM ha explicado que la realidad municipal en Catalunya es muy asimétrica; y ha defendido un desconfinamiento que tome en consideración las idiosincrasias de los pueblos y sus distintas situaciones: "Cuanto más cercano al ciudadano sea el plan de desescalada, más real será".

   En ese sentido, Soler ha manifestado que, dado que "un desconfinamiento a nivel municipal es inviable", el sistema más adecuado es el de la regiones sanitarias; aunque siempre en coordinación con los ayuntamientos y entidades locales.

   "También dentro de las regiones sanitarias hay realidades muy diferenciadas, por lo que pedimos que por encima de las propuestas de desescalada haya mucha coordinación y que los municipios sean actores activos en la elaboración de los planes; no solo ejecutores", ha dicho Soler.

   Estas distintas realidades locales son especialmente evidentes en los pueblos más pequeños, como los 160 municipios de menos de 500 habitantes que conforman la Associació de Micropobles de Catalunya, que ha reivindicado la "territorialidad" en cualquier política y plan de desconfinamiento.

REIVINDICAR EL MUNDO LOCAL

   "Todo se suele hacer desde el urbanocentrismo y desde los despachos de la capital, y nunca nadie viene a preguntarnos a los pueblos qué es lo que necesitamos", ha censurado la vicepresidenta de la asociación, que ha explicado que en pueblos cómo el suyo, Senan, con sólo 50 habitantes censados, las normas de confinamiento no tienen sentido.

   "Si un niño sale de casa en nuestros pueblos, difícilmente se encontrará con nadie; y si lo hace, las distancias son lo suficientemente grandes como para que no haya peligro", ha manifestado Ferrer, que considera más problemático que los menores puedan ir al supermercado que a jugar en las calles de sus pueblos.

   La alcaldesa de Senan ha aprovechado para reivindicar la calidad de vida en los pueblos, aunque ha criticado la falta de algunos servicios: "La pandemia ha constatado la importancia de espacios como el nuestro y del ámbito rural, y debería servir para apostar más por los micropueblos".

   Por su parte, el presidente de la ACM ha defendido el carácter vertebrador de los municipios en el territorio y la importancia de los ayuntamientos, pero ha añadido que los pueblos deben poder ejercer su autonomía local, "los criterios estatales y autonómicos deben ser muy claros y la coordinación debe ser activa: en el desconfinamiento no se nos puede pasar la responsabilidad ni tampoco dar órdenes".

   En este sentido, Soler ha reclamado una mayor capacidad para "movilizar los recursos locales", así como poder disponer de superávit en los ayuntamientos para afrontar la crisis, una mayor flexibilidad en la contratación pública, y líneas de crédito y ayudas a los municipios.

   Precisamente este jueves representantes del mundo local como los presidentes de las diputaciones y de las entidades municipalistas se reunirán con el presidente de la Generalitat, Quim Torra; la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó; la consellera de Salud, Alba Vergés, y el de Interior, Miquel Buch.

Contador

Para leer más