El Parlament catalán pide la libertad y archivar la causa de los CDR investigados por presunto terrorismo

Actualizado 11/12/2019 19:58:40 CET
Familiares de presos en el Pleno del Parlament.
Familiares de presos en el Pleno del Parlament. - DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

BARCELONA, 11 (EUROPA PRESS)

El Parlament ha aprobado este miércoles una propuesta de resolución de JxCat, ERC y CUP que pide la "libertad inmediata" y el archivo de la causa contra nueve personas --siete de ellas, encarceladas-- vinculadas a los CDR investigados por presunto terrorismo, con los votos a favor de los partidos independentistas, la abstención de los comuns, y pese al rechazo del resto.

La propuesta de resolución sostiene que se ha producido una vulneración de derechos fundamentales y de las garantías procesales de los detenidos, que piden investigar, y reclama que, mientras sigan en prisión, se traslade a prisiones catalanas a los detenidos.

Pide también acabar con el régimen de aislamiento y critican la "instrumentalización del delito de terrorismo con finalidad política y la consiguiente criminalización del derecho a protesta y el ejercicio legítimo de la disidencia política"; un punto que como los que hacen referencia al rechazo a la prisión provisional o al acercamiento a cárceles más próximas a sus familias, los comuns han votado a favor.

Se defiende en el texto que la investigación se enmarca dentro de una causa general contra el independentismo, y se solidarizan con los presos y sus familias; la "polarización y opacidad de la Audiencia Nacional" y reprueba las filtraciones del sumario, unos puntos que también han apoyado los comuns.

Por todo ello el documento reclama "la libertad y el archivo, y la investigación de las posibles situaciones de vulneración de derechos fundamentales y de falta de garantías de la causa".

Los comuns han votado a favor de la mayoría del texto porque, según Susanna Segovia, esto ha sucedido en otras ocasiones, pero se han abstenido de aquellos que piden interferir en la investigación porque no cree que "el Parlament sea el espacio que deba pedir el archivo de una causa, aunque se tengan dudas de la independencia de la justicia" y porque creen en la separación de poderes.

La diputada de JxCat Aurora Madaula, que ha salido al atril con una camiseta en la que se podía leer 'Yo soy CDR', ha defendido que las detenciones forman parte de una "causa general contra el independentismo", ha hablado de torturas policiales y ha reclamado la implicación de organismos e instituciones judiciales en el caso.

Para la 'cupaire' Maria Sirvent en este caso, como en otros, se está aplicando la excepcionalidad del derecho penal del enemigo y ha sostenido que la operación policial está dirigida por la Audiencia Nacional "con la clara intencionalidad política de frenar la movilización y al pueblo organizado".

El republicano José Rodríguez ha criticado que la Justicia española "banalice el delito del terrorismo en un intento de criminalización de un movimiento que es mayoritariamente pacífico y democrático".

El socialista Ferran Pedret ha pedido prudencia antes de pronunciarse sobre las graves acusaciones, respeto por la presunción de inocencia, ha sido crítico con los grupos que se apresuraron el mismo día de las detenciones a condenar o a exculpar a los investigados y ha advertido al independentismo de que no se puede decir que, "porque el movimiento independentista es pacífico, es imposible que alguien haga uso de la violencia".

Desde la bancada de Cs, Lorena Roldán ha criticado a los grupos independentistas por "jalear a los violentos" aquel día, les ha acusado de ser ellos los que vulneran los derechos fundamentales de la mitad de los catalanes, en sus palabras.

Mientras en el palco de invitados había representantes de los familiares de los investigados, el popular Alejandro Fernández ha expresado que en democracia es posible que las familias muestren su desacuerdo con decisiones judiciales: "¿El poder legislativo, es decir el Parlament, puede desautorizar a la justicia? No".

Para leer más