Publicado 14/07/2020 14:09:56 +02:00CET

Pere Aragonès pide al Estado "garantías fiables" de no estar involucrado en el espionaje a Torrent

El vicepresidente y conseller de Economía de la Generalitat, Pere Aragonès
El vicepresidente y conseller de Economía de la Generalitat, Pere Aragonès - EUROPA PRESS

   "Si no se paran de raíz estas prácticas, las cloacas suben a la superficie muy fácilmente", afirma

   BARCELONA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El vicepresidente de la Generalitat y coordinador general de ERC, Pere Aragonès, ha reclamado este martes garantías al Estado de no estar involucrado en el caso de espionaje contra el presidente del Parlament, el también republicano Roger Torrent, que ha sido víctima de un software instalado en su móvil al que sólo tienen acceso gobiernos y cuerpos de seguridad.

   Así lo ha dicho al ser preguntado por este caso en una conferencia que ha pronunciado en el Círculo de Economía, en la que ha asegurado que "el Gobierno debe hacer un paso adelante, dar explicaciones y, si no las tiene, buscarlas".

   "El Gobierno debe ofrecer garantías transparentes y fiables de que los servicios secretos y de seguridad no están involucrados en este 'affaire', porque toda sospecha es que sí", ha asegurado Aragonès.

   Ha afirmado no estar sorprendido por que se haga espionaje sobre personalidades destacadas del independentismo: "Hemos tenido sensaciones de que pueden haber seguimientos y ahora la constatación del 'hackeo' de un móvil de la segunda autoridad del país".

   A su juicio, es necesaria una actuación contra las "cloacas del Estado", y cree que debería ser precisamente éste el que actuara en primer lugar para garantizar los derechos fundamentales de la ciudadanía y su interés propio.

   "Si no se paran de raíz estas prácticas, las cloacas suben a la superficie muy fácilmente", ha advertido, y ha vuelto a reclamar contundencia por parte del Estado.

   En concreto, el móvil de Roger Torrent fue objetivo de un programa espía en 2019, que bajo el nombre de Pegasus fue desarrollado por la compañía israelí NSO y que solo se vende a Gobiernos y fuerzas y cuerpos de seguridad para combatir el crimen y el terrorismo.

   Según una investigación de 'El País' y 'The Guardian', el teléfono de Torrent fue atacado con Pegasus entre abril y mayo de 2019 a través de un fallo de seguridad de WhatsApp, que abrió la puerta a la instalación del programa en el teléfono de Torrent y de 1.400 móviles en el mundo.