Publicado 29/10/2020 16:04CET

Policías Locales y 5.000 mossos controlarán el confinamiento municipal

Una agente de Mossos d'Esquadra en un control en el peaje de La Roca del Vallès pide a un conductor el justificante que le permite su salida de casa durante el estado de alarma, en La Roca del Vallès (Barcelona), 9 de abril de 2020.
Una agente de Mossos d'Esquadra en un control en el peaje de La Roca del Vallès pide a un conductor el justificante que le permite su salida de casa durante el estado de alarma, en La Roca del Vallès (Barcelona), 9 de abril de 2020. - David Zorrakino - Europa Press - Archivo

   Sàmper aclara que sí se puede circular el viernes para ir a trabajar o estudiar

   BARCELONA, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Sàmper, ha explicado que las Policías Locales de Catalunya y los Mossos d'Esquadra desplegarán un "dispositivo doble" para controlar el confinamiento municipal de fin de semana anunciado este jueves, y en el que participarán unos 5.000 efectivos del cuerpo autonómico.

   Lo ha dicho en rueda de prensa telemática junto al vicepresidente, Pere Aragonès, la portavoz del Govern, Meritxell Budó, y la consellera Alba Vergés, en la que han anunciado que, además del toque de queda ya en vigor, el cierre perimetral de Catalunya a partir de ahora y el cierre de todos los municipios durante el fin de semana.

   Sàmper ha añadido que la intención del dispositivo es evitar desplazamientos fuera de cada municipio, en el que los Mossos harán "especialmente controles en las áreas rápidas de Catalunya".

   Ha aclarado que el cierre de los municipios durante el fin de semana "empieza el viernes a las 6 horas y 1 minuto y acaba el lunes a las 6 horas y 1 minuto" al enlazar con el toque de queda, y ha explicado que estará en vigor desde esta semana.

   "Mañana es viernes y por lo tanto es fin de semana, pero mañana la gente trabaja y va al colegio, esta es una realidad. Lo que se pretende es que no haya una salida masiva, ninguna salida de fin de semana", pero ha aclarado que sí están permitidos los desplazamientos para ir a trabajar o estudiar el viernes.

   En este sentido, ha avisado de que puede haber controles policiales en las carreteras: "Justificamos que tenemos que ir a clase a la localidad de al lado o a trabajar a una localidad que está a 20 o 30 kilómetros de donde vivimos. Esto pasará mañana, el viernes que viene y siempre que esta resolución esté vigente".

MENOR MOVILIDAD

   Sàmper ha celebrado que la movilidad en el entorno de Barcelona ha caído un 10% en comparación a principios de octubre, y un 20% en comparación al año pasado, ante lo que ha agradecido "esta complicidad a la ciudadanía".

   En cuanto a la movilidad nocturna, ha señalado que a raíz del toque de queda ha caído un 33% la circulación de vehículos por la noche respecto a la primera semana de octubre, y se ha reducido un 45% en comparación al año pasado.

Contador