Prisión para un reincidente detenido en El Vendrell por cinco agresiones sexuales

Actualizado 09/08/2019 21:35:21 CET

TARRAGONA, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

El juzgado de guardia de El Vendrell (Tarragona) ha acordado este viernes prisión provisional, comunicada y sin fianza para un detenido como presunto autor de cinco agresiones sexuales con instrumento peligroso, robo con violencia y cuatro delitos de lesiones leves, además de otro de lesiones.

En un comunicado, el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha informado de que el individuo ya había cumplido una condena de 11 años de prisión por un delito contra la libertad sexual.

Los Mossos d'Esquadra han detallado a Europa Press que el hombre fue arrestado el miércoles en El Vendrell por presuntamente haber cometido cuatro agresiones sexuales en el área de Tarragona y una en la Región Policial Metropolitana Norte, y que sus víctimas eran mujeres jóvenes mayores de edad.

Según el auto, la primer agresión se produjo el 6 de mayo, cuando el hombre abordó a una mujer cuando acudía al domicilio de un amigo: después de ponerle un objeto punzante en el cuello, le obligó a sacar todo lo que llevaba, le bajó los pantalones, se bajó los suyos, le tocó los pechos y le hizo un corte en un dedo.

Un mes después asaltó a otra mujer poniéndole también un instrumento punzante en el cuello, y le tocó los pechos y después le golpeó la cabeza contra el suelo, lo que le hizo perder el conocimiento y tres dientes.

Volvió a atacar a un mujer el 2 de julio, en un vagón sin gente en un tren que iba de Barcelona a Sant Vicenç de Calders (Tarragona): la hizo tumbar en el suelo boca abajo asiéndola con ambas manos por el cuello, lo que le hizo perder el conocimiento en varias ocasiones, mientras él le subió el vestido y le bajó la ropa interior.

El 14 de julio atacó de nuevo a otra víctima, también con un objeto punzante y en la zona de ascensores de un inmueble, del que el hombre huyó cuando un vecino escuchó ruidos y apareció, después de que el detenido subiera el vestido de la mujer.

Dos semanas después, el 26 de julio, abordó a otra cuando accedía a su portal, ocasión en la que de nuevo un vecino fue alertado por los ruidos y él huyó del lugar después de tocarle una pierna y estirarle la ropa que llevaba.

Contador

Para leer más